Menu

Zaragoza te habla – ‘Culpable para un delito’

3 junio, 2021 - Cine, Zaragoza te habla
Zaragoza te habla – ‘Culpable para un delito’

Sharing is caring!

“Culpable para un delito” (1966) fue la tercera película impulsada por la productora local Moncayo Films, que con aires de filme noir (género policíaco o criminal francés) contó con guion de Emilio Alfaro y José Antonio Duce, la dirección de este último y con música del recientemente fallecido Antón García Abril.

 

 

CARTEL ZTH-Culpable para un delito- cuadro

Como informan los créditos iniciales de la película, los exteriores fueron rodados en Zaragoza entre los meses de enero y febrero de 1966, salvo unas escenas a la orilla del mar tomadas cerca de Barcelona, de forma que en este filme se nos ofrece un interesante catálogo de localizaciones urbanas de la Zaragoza de mediados de los años 60 que me dan pie para centrar el programa de hoy. Ojo, que como dicen los enterados ahora, a continuación hay spoilers para quien no haya visto esta película:
1. La estación de ferrocarril de Campo Sepulcro o de Madrid aparece al principio de la película como escenario donde el protagonista (un desustanciado Hans Meyer, actor sudafricano famoso por protagonizar el comercial de un por ello recordado coñac) llega a una ciudad para visitar a un amigo. Al fondo y mientras pasean, se ve la reconocible fachada de la antigua fábrica de chocolates Orús.
2. Ambos se dirigen luego a una boca de metro, que resulta ser una de las escaleras del paso a desnivel de Las Delicias, donde tiene lugar el asesinato del amigo que desencadena la trama de la película, ya que todas las culpas parecen recaer sobre el protagonista que evidentemente no fue el asesino.
3. Como todas las evidencias parecen indicar, el protagonista es detenido y conducido para ser interrogado a una comisaría que resulta ser el edificio de la Confederación Hidrográfica del Ebro, del que vemos la zona exterior a un acceso entre la calle de Gil de Jasa y el paseo del General Mola.
4. En una furgoneta, es trasladado luego a los juzgados que aparecen localizados en la antigua Universidad Literaria, en el Coso Bajo y plaza de la Magdalena.
5. Los pasillos de estos supuestos juzgados fueron rodados en una localización diferente: el nuevo ayuntamiento inaugurado unos años antes en la plaza del Pilar.
6. De forma sorprendente, el protagonista escapa por una ventana y lo vemos deambular por la ascendente calle de la Trinidad, en cuya esquina con la de la Universidad se sube furtivamente a una camioneta para escapar de los policías que le persiguen.
7. Esta camioneta recorre algunas calles y desemboca de repente en la avenida de Navarra en dirección a la carretera de Logroño, donde se nos ofrece una vista panorámica de los modernos bloques de viviendas allí construidos durante el Desarrollismo.
8. El protagonista se reencuentra luego clandestinamente con su antigua novia en el interior de una moderna iglesia que identificamos como la reciente del Carmen, construida en 1962 en el paseo de María Agustín.
9. Mientras tanto, la policía sigue con su búsqueda, y se nos ofrecen unas escenas donde dos inspectores charlan en una cafetería localizada en el Pasaje Palafox, donde al fondo se ven las puertas de salida de los modernos cines Palafox y Rex.
10. En varias escenas nocturnas, el supuesto culpable camina por un puente, que resulta ser el de Hierro, donde se ve acorralado por la policía y se tira al río (Ebro) para escapar. En realidad, y ante el accidente del especialista que debía protagonizar el salto, lo que se ve caer al agua es un muñeco que nadie se encargó de recuperar, de forma que la corriente se lo llevó aguas abajo hasta que días después fue descubierto por un campesino que dio aviso a la Guardia civil pensando que se trataba de un cadáver, provocando un pequeño lío hasta que se aclaró la situación.
11. En la película, el protagonista sale luego del río por una zona escalonada que se corresponde con el Club Náutico abierto apenas un par de años antes, y aparece en otro puente, el del ferrocarril en la Almozara, donde casi es atropellado por un misterioso coche…
12. Nos trasladamos luego al supuesto Barrio Chino de la ciudad ubicado junto al puerto de mar de la ciudad donde transcurre la trama, una zona llena de tugurios nocturnos, en uno de los cuales el protagonista se zampa unos bocadillos de calamares para recuperar fuerzas. Entre figurantes de baja estofa y tropa marinera con aires norteamericanos, conoce a una chica que le acompaña luego por las traseras del moderno Mercado de Pescados en la avenida de Navarra.
13. Por medio de este paseo, nos trasladamos a una zona de mujeres prostituidas localizada entre unas callejuelas reconocibles en el entorno de la plaza del Ecce Homo y las calles del Paraíso y Felipe Perena, que ciertamente han sido unos de los espacios urbanos donde los prostituidores han ejercido su profesión en Zaragoza.
14. Aquí, se deciden a entrar a un garito que resulta ser el interior del Cabaret Oasis, donde aparece actuando un grupo tailandés, algunas de cuyas escenas fueron censuradas en la versión estrenada entonces por su alto contenido en carne humana.
15. A continuación, nuestra pareja paseante se dirige a una pensión que aparece regentada por un desabrido personaje interpretado por Manuel Rotellar, que aquí hace un pequeño cameo.
16. Tras ser atracado y golpeado en esa pensión, el protagonista amanece en la orilla del mar magullado y sin una peseta, en unas escenas localizadas también en las pedregosas riberas bien del Ebro o del Gállego.
17. Avanza la trama, y nos encontramos en la que es definida como “la catedral de la ciudad” donde tiene lugar el sepelio del amigo asesinado. Se trata de la iglesia de San Antonio Abad en el paseo de Cuéllar, de la que se nos ofrecen imágenes de los laterales jardines junto a su ingreso desde el paseo. El protagonista ve al misterioso coche que le había intentado atropellar antes, y cuando le ve huir a toda velocidad por el parque de Pignatelli, toma un taxi en la esquina con la calle del Maestro Estremiana, y le sigue
18. Finalmente, la película llega a su desenlace cuando esta persecución les lleva a una zona de modernísimas viviendas unifamiliares que resulta ser el “poblado americano” conformado por las viviendas para oficiales y tropa norteamericanos de la Base Aérea que fueron construidas en la carretera de Logroño, donde la actual urbanización Torres de San Lamberto.
El estreno de esta película tuvo lugar en el desaparecido cine Coliseo Equitativa el 10 de abril de 1967, y como estrategia publicitaria para fomentar su visionado se convocó un concurso local donde se trataba, precisamente, de localizar el mayor número de escenarios urbanos de Zaragoza que aparecen reflejados en ella. Dotado con un importante premio (10.000 pesetazas de la época), parece ser que no hubo aciertos al pleno.

-José María Ballestín Miguel-

 

AQUÍ PUEDES VER LA PELI:

 

 

Logo Siéntelo CO RADIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.