Menu

Ventajas de viajar en cine – ‘La vida de Brian’

21 enero, 2021 - Cine
Ventajas de viajar en cine – ‘La vida de Brian’

Sharing is caring!

Hola excursionistas, soy José Luis Arribas y éste es el súper sonido de ‘Ventajas de viajar en cine’, desde ‘Siéntelo con oído’. Procuren todos su billete de ida, acomódense en su butaca y durante este tiempo háganme el favor de parar sus relojes. El viaje comienza. Hoy: ‘La vida de Brian‘.

 

 

CARTEL VDVEC - La vida de Brian

 

No existe mejor momento para visionar y comentar esta película, que el de la época navideña. Ya hemos pasado esas fechas por unas semanas, pero tampoco es importante, porque ni fueron celebraciones típicas, para muchos, ni el filme que nos ocupa lo es. Ni es típico ni es común. Es original, inmortal e irrepetible. Por eso es una obra grandísima. Maestra. Aparte de muchísimos más elementos que la convierten en una de las mejores comedias de todos los tiempos. ‘La vida de Brian’, película de 1979, constituye el tercer largometraje del grupo cómico británico conocido como ‘Monty Python‘, grupo de seis humoristas cuyos nombres no resultan desconocidos, provocan la inmediata sonrisa y engrosan el listado de los grandes: Graham Chapman, John Cleese, Terry Gilliam, Eric Idle, Terry Jones y Michael Palin. Su influencia ha llegado a ser de tal magnitud en el mundo de la comedia, que ha sido comparada con la de Los Beatles en el de la música. Su humor camina a sus anchas por el terreno del absurdo y sobrepasa libremente los límites de lo políticamente correcto. Y perfectamente estos ingredientes aparecen en ‘La vida de Brian’, éxito de taquilla en Reino Unido en 1979 y éxito en la crítica especializada, pero no exenta de polémica, dato éste que no hizo otra cosa que avivar el fantástico funcionamiento del filme en su paso por las salas, produciendo el efecto contrario al esperado. Polémica que llegó a ser un escándalo tal, que la obra fue prohibida en países como Irlanda o Noruega, o surgían poniendo el grito en el cielo manifestantes pertenecientes a asociaciones de rabinos en Nueva York. No solamente los problemas nacieron tras el estreno, ya que en el trabajo previo los obstáculos impidiendo su rodaje fueron tan graves como reales: tras la lectura del guion, el presidente de la productora encargada del proyecto, EMI Films, se negaba a financiar la película y lanzaba una de las frases para el recuerdo: ‘No permitiré que la gente diga que yo me burlé del jodido Jesucristo’. Pero la salvación llegó de la mano de un buen amigo de los Python, el ex beatle George Harrison, con hipoteca de casa y creación de productora propia, y con un coste total de tres millones de libras.

Brian 1    Brian 2

‘La vida de Brian’ es creada como toda obra importante y original, originándose a partir de una idea clara y potente, y una premisa original. En nuestro caso la historia es la respuesta a una pregunta: ¿y si un judio, que nace el mismo día que Jesucristo, es confundido con éste en varias ocasiones a lo largo de su vida?. Esa es la historia, la de Brian Cohen, nacido en un establo muy próximo al del verdadero Mesías, desconcertando desde sus primeros momentos de existencia a los mismísimos Reyes Magos, que le ofrecen los tres conocidos regalos por error, pero regresan al poco para quitárselos y llevarlos a su verdadero destinatario. Brian crece y se convierte en un joven con ideales, opuestos a la ocupación romana sobre su pueblo, incluso tras la revelación de su condición de hijo bastardo y de la identidad de su padre, un centurión romano de nombre Traviesus Máximus. Con todos estos cimientos tan fuertes y locos sobre los que se sustenta la trama, es normal que el desarrollo sea un continuo pase de situaciones gamberras y divertidas, y de nueva interpretación de los textos bíblicos con el toque disparatado de los Monty Python, inventando situaciones y escenas inolvidables, recordadas y disfrutadas con la misma intensidad. Como el movimiento separatista que se opone a los romanos, el famoso Frente Popular de Judea, donde sus partidarios y socios terminan peleando entre sí, o contra una asociación similar llamada el Frente Judaico Popular, en vez de poner su esfuerzo en el enemigo común; o como el ataque de risa de los guardias de Pilatos, al escuchar de éste el nombre de uno de sus mejores amigos, el centurión Pijus Magnificus; y como no, el final, el clímax que cierra una historia perfecta, la conclusión ideal que resume el carácter de la historia y del propio grupo de los seis cómicos: la escena de todos los crucificados que acompañan a Brian, cantando la misma canción, a coro, en un intento de animarle por la desgracia de haber acabado allí. Una canción mítica para un final mítico, y un estribillo a silbar cargado de buen ánimo: ‘Mira siempre el lado positivo de la vida’.

Brian 3

 

 

 

Logo Siéntelo CO RADIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.