Menu

Ventajas de viajar en cine – El bueno, el feo y el malo

8 enero, 2021 - Cine
Ventajas de viajar en cine – El bueno, el feo y el malo

Sharing is caring!

Hola excursionistas, soy José Luis Arribas y éste es el súper sonido de ‘Ventajas de viajar en cine’, desde ‘Siéntelo con oído’. Procuren todos su billete de ida, acomódense en su butaca y durante este tiempo háganme el favor de parar sus relojes. El viaje comienza. Hoy: ‘El bueno, el malo y el feo’.

 


CARTEL VDVEC- El bueno el feo y el malo

 

 

Comienza el viaje, comienza la sección y un nuevo año, el de la esperanza, con el mismo mal asolando y acechando en cada esquina, pero con la sensación generalizada de que una posible luz asoma finalmente tras este túnel pandémico. Y mientras la vida sigue el curso de las manillas del reloj, del tiempo que se escapa cual cocodrilo tras un Capitán Garfio cualquiera, pagamos el simbólico viaje del cine, sin coste alguno ya que el pago lo proporciona la voluntad de comenzar una historia, y nos dejamos llevar y guiar por otro paisaje onírico, esta vez muy determinado y específico, un universo con unas reglas muy concretas que lo definen. Es un paisaje árido en su conjunto, desierto de polvo, piedras y espuelas. Aquí las llanuras que perfila el Sol plagan de peligros los caminos con bandoleros, vaqueros e indios, buscadores de oro y cazarrecompensas. Cristalina queda la imagen, fácil de adivinar, del Western y sus personajes, sus normas e iconos; pero no es el típico que nos asalta a la imaginación como bandidos con pañuelo en boca, ese de raíces americanas, original y clásico, de diligencias y ríos bravos, de pistoleros en el crepúsculo de sus vidas y carreras, que no perdonan y desenfundan sus revólveres. En esta ocasión tratamos el subgénero llamado Spaghetti Western, término que denotaba el origen europeo pero que no sólo delimitaba una fórmula por cuestiones geográficas, sino que establecía un mundo de personalidad propia. De todas las joyas nacidas en el seno de este cine destaca una serie de filmes dirigidos por el mismo director, y de todos los creadores surgidos en esta corriente destaca el realizador de esas mismas destacadas. Se trata del maestro Sergio Leone y sus conocidísimas películas ‘El bueno, el malo y el feo’, ‘Por un puñado de dólares’ y ‘La muerte tenía un precio’, todas ellas pertenecientes a lo que se conoce como la Trilogía del dólar. No significa que no existieran muchos más títulos y autores, pero cualquier persona desde el grado más bajo de cinefilia reconoce todas estas referencias e incluso es capaz de tararear las melodías de sus famosas bandas sonoras. Hoy dedicamos la sección a la última película de esta trilogía: ‘El bueno, el feo y el malo’.

 

 

el bueno el feo y el malo

18-PB-Los-tres-con-Leone-1

Los tres con Leone (Almería 1965)

Se considera una de las mejores películas de la historia del cine. Sin duda alguna, aunque no guste el género, objetivamente la historia, el tema y el guion son tan atractivos como sólidos. Como ya dijimos, pertenece al subgénero del Spaghetti Western, llamado también Western Europeo, el cual fue creado y trabajado por realizadores italianos en las décadas de los sesenta y setenta, como contrapunto a las producciones americanas. Sus filmes se financiaban tanto en Italia como en España, de ahí el término de Spaghetti, aunque menos conocido es el de Chorizo Western cuando la realización era española. Dirigida por Sergio Leone, es estrenada en el año 1966, última de la trilogía comenzada en 1964 y continuada en 1965. La trama nos presenta a tres personajes inolvidables, tres pistoleros de características muy bien definidas. Por un lado tenemos al bueno, interpretado por Clint Eastwood, apodado ‘Rubio’; por otro lado el malo en la persona de Lee Van Cleef, cuyo sobrenombre es ‘Sentencia’; y finalmente el feo caracterizado por Eli Wallach alias ‘Tuco’. El argumento envuelve a los tres en la búsqueda incansable y enfermiza de un tesoro oculto en un lugar secreto, durante la guerra de Secesión Americana. El bueno es un cazarrecompensas, el malo es un asesino sargento de la Unión y el feo es un ladrón. Los tres son pistoleros sin escrúpulos que ambicionan ese tesoro, el cual consiste en una buena cantidad de monedas de Oro.

Ennio Morricone

Ennio Morricone

Una de las dificultades añadidas a esta búsqueda, detalle que dota a los acontecimientos de una originalidad añadida, consiste en que ninguno conoce con exactitud la ubicación exacta de la fortuna que buscan, no conocen la información completa sobre la misma, y por el contrario dos de los protagonistas, el bueno y el feo, de forma particular poseen una sola parte de esa localización, como dos piezas que deben unirse para revelar una verdad. Revelación que les proporciona a cada uno de ellos un soldado a punto de morir, unos datos valiosísimos confesados a dos personas diferentes en los últimos segundos de existencia. La consecuencia es que esto les obligará a trabajar en una supuesta sociedad frente al tercero en discordia, el malo. El tesoro permanece enterrado. Uno conoce el nombre del cementerio, ‘Sad Hill’, y el otro el de la tumba. El clímax de la película creará una secuencia sin precedentes en el cine, un duelo a tres, sobre el círculo de suelo de piedra del cementerio, triángulo de intensas miradas del trío protagonista, todo ello impregnado, al igual que el resto de esta esencial obra maestra, por la magnífica banda sonora compuesta por Ennio Morricone. Inconfundible la música al igual que los escenarios, reconocibles parajes españoles que emulaban el lejano y viejo oeste. Inconfundibles las melodías de los silbidos y los primeros planos, y las escenas de esta mítica película.

clint-eastwood-guardia-civil-

 

 

 

Logo Siéntelo CO RADIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.