Menu

Nada más que música – The Beatles ¡50 años!

24 abril, 2020 - Música
Nada más que música – The Beatles ¡50 años!

¡¡¡Hola y adiós!!! El 10 de abril de 1970, el Daily Mirror publicó en primera página: “Paul quits the Beatles”, Paul deja los Beatles. Un mes después el grupo más grande de la historia de rock se había separado. Un feo final. ¡Hello, Goodbye!

 

 


 

Nunca se hizo una rueda de prensa para anunciarlo, solo mensajes entre líneas, manipulaciones periodísticas y el ventilador de viejos rencores repartiendo inquina por todo y para todo el mundo.
Lennon se enfadó muchísimo y dijo: “Está adjudicándose el mérito de romper el grupo cuando yo lo dije en septiembre”. ¡Menudo mérito! Pero era cierto, porque en esas fechas ya había manifestado su deseo de dejar el grupo y si no lo hizo fue porque estaba en marcha su último proyecto como banda: Let it be.
Fuera como fuese, el grupo se disolvió y nunca más volvieron a tocar todos juntos. Pero durante los diez años que lo hicieron, dejaron perlas que la historia de la música guardará para siempre. Hoy vamos a recorrer todos los LPs de estudio que grabaron en ese periodo.
I Saw Her Standing There aparece en el primero de ellos: Please, please me. Fue escrita principalmente por Paul McCartney. Según el biógrafo de los Beatles Mark Lewisohn, McCartney trabajó los acordes y los cambios para la canción. La completó un mes más tarde trabajando conjuntamente con Lennon.
Una curiosidad, en los títulos de crédito de la composición aparece “McCartney-Lennon”, algo diferente al más familiar “Lennon-McCartney” que aparece en los lanzamientos posteriores.
I saw her stanting there

Don’t bother me (no me molestes) no es una gran canción, pero viene a colación porque fue la primera canción escrita por George Harrison estando en The Beatles. Realmente la escribió cuando estaba molesto por tener un resfriado, pero le cambió la letra para que tuviera un sentido amoroso y fue incluida en el álbum “With The Beatles”

«If I Fell» se publicó en 1964 en el álbum A Hard Day’s Night. Se publicó, asimismo, como lado B del sencillo «And I Love Her» y formó parte de la banda sonora de su primera película “Que noche la de aquel día”. La canción fue escrita principalmente por John Lennon, pero se acreditó, siguiendo la costumbre, como Lennon/McCartney.
«If I Fell» fue parte del repertorio en vivo de la banda durante su gira por Estados Unidos y Canadá en 1964. En general, el grupo interpretó la canción más rápido que la versión de estudio, y Lennon y McCartney casi siempre la cantaban con una risa apenas contenida. Ahora bien, no se por qué.
If I fell.

Beatles for Sale es el cuarto álbum de estudio de la banda y se publicó el 4 de diciembre de 1964.
Este álbum marcó un momento decisivo en la evolución de Lennon y McCartney como letristas, particularmente en Lennon, que estaba cada vez más interesado en componer canciones de naturaleza autobiográfica.
La cara dos del disco se abría con «Eight Days a Week», un tema que para muchos es uno de los primeros ejemplos de experimentación en el estudio que la banda repetiría en el futuro. En dos sesiones de grabación del 6 de octubre de ese año 1964, que totalizaron cerca de siete horas, y que estaba dedicado exclusivamente a este tema, Lennon y McCartney intentaron una técnica de grabación tras otra antes de que pudiesen fijar el arreglo definitivo. Tras numerosas probatinas, por fin, la introducción de la guitarra al principio de la canción sería grabada en una sesión diferente e incorporada al resto de las grabaciones más tarde. «Eight Days a Week» fue inicialmente compuesta por Lennon , aunque la idea era de Paul, a quien le llamó la atención una frase de su chófer —«trabajando siempre, trabajando ocho días a la semana»— cuando lo llevaba a casa de John. Con ese punto de apoyo, compuso la canción inmediatamente
Eight Days a Week (Beatles for Sale)

«I Need You» (Te necesito) está incluida en el álbum Help! de 1965. Esta es la segunda canción escrita por George Harrison que es grababa, después de un largo paréntesis de dos álbumes. La canción forma parte de la banda sonora de la película ¡Help!.
La canción, con una letra simple y melancólica, se refiere al enamoramiento, quizás no correspondido, de una persona hacia otra, así como al deseo de que sea parte de su vida. En esta canción, Harrison graba por primera vez con un pedal de efectos (más específicamente, el pedal de volumen de un órgano eléctrico, menudo derroche). La letra es personal y está relacionada con Pattie Boyd, actriz que Harrison conoció durante el rodaje de A Hard Day’s Night, y con quien se casó en enero de 1966. Como sabéis, más adelante se haría muy amiga de Eric Clapton.

«In My Life» está incluida en el sexto álbum de estudio, Rubber Soul, que fue lanzado el 3 de diciembre de 1965. Fue escrita principalmente por John Lennon y, como siempre, acreditada a Lennon/McCartney. También, como casi siempre, el álbum fue producido por George Martin, que también toca el teclado en el solo de «In My Life».
Según Lennon, escribió la canción en forma de un largo poema evocando su infancia. Al no estar conforme con esta primera versión, volvió a trabajar la letra, reemplazando los recuerdos específicos con una meditación generalizada sobre su pasado.
La música la terminó con Paul McCartney. Lennon dijo que la contribución de McCartney fue la armonía de los ocho compases centrales o sección del puente musical de la canción (aunque esa es la parte en la que el productor George Martin toca el solo de teclado).
Paul McCartney aclaró en una entrevista que él puso música a la letra de Lennon de principio a fin. Hay que ver… ya empezamos.
La canción fue grabada el 18 de octubre de 1965, y finalmente fue George Martin el que compuso e interpretó, con un sonido “barroco”, el solo de piano. En un primer momento, Martin vio que su solo, tal y como lo había compuesto, no se podía reproducir en el tempo de la canción, así que, volvió a grabar el solo una octava por debajo del anterior y la velocidad de la cinta fue doblada para su grabación, resolviendo el problema del rendimiento y dándole al solo de piano un timbre único, parecido al de un clavecín. Un gran profesional este George Martin.

«She Said She Said», que forma parte del álbum Revolver, apareció en 1966, fue escrita por John Lennon inspirándose en los comentarios del actor Peter Fonda durante un “viaje” de LSD en 1965, acompañado por todos los miembros del grupo.
Los Beatles, que se encontraban de gira por Estados Unidos en 1965, estaban en una casa alquilada en California con el actor Peter Fonda tomando LSD. Cuando George le dijo al actor que se moría, el actor le dijo que cuando tenía 10 años se había disparado accidentalmente en el estómago a sí mismo, y que su corazón se paró tres veces: “sé cómo es estar muerto”, a lo que John respondió: “me estás haciendo sentir como si no hubiera nacido nunca. ¿Quién te ha metido toda esa mierda en la cabeza?”. Bueno pues, fruto de la psicodelia y de este trajín que se llevaban, salió She Said She Said.
Otra curiosidad, esta es una de las pocas canciones en las que Paul no participa, porque se negó a tocar después de una discusión. El bajo lo toca Harrison.

«A Day in the Life», «Un día en la vida», es el último tema del álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, de 1967 y también una de las últimas veces en que realizaron una canción juntos como en sus primeros años. Mientras la letra de Lennon estaba inspirada en artículos periodísticos de aquella época, McCartney se inspiró en su juventud.
Inicialmente la BBC prohibió la difusión de la canción porque uno de sus versos, “Me encantaría excitarte” se suponía que hacía referencia a las drogas.
Las dos secciones de la canción fueron divididas por un puente de 24 compases. Al principio, no estaban seguros sobre cómo unir estas transiciones. Así, que al terminar la grabación de las pistas base, la canción solamente consistía en una simple repetición de cuerdas de piano y la voz del asistente Mal Evans contando los compases. La voz de Evans iba aumentando gradualmente en eco.
Esta canción está considerada por muchos como una de las obras maestras de la banda de Liverpool y como una de las mejores canciones de la historia. De hecho, ocupa el puesto 28 de las 500 más grandes canciones de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone.

The fool on the hill es una canción compuesta e interpretada por Paul McCartney, y está incluida en el álbum de 1967 Magical Mystery Tour y , por supuesto, en la película del mismo título de ese mismo año.
La grabación de la pista de ritmo base empezó el 25 de septiembre y fue resuelta en una sola sesión. Más tarde se añadieron sucesivas pistas, la de bajo, flautas, John y George tocaron la armónica y Paul grabó una flauta dulce doblada. La batería y la voz principal se agregaron más tarde en una cuarta toma.
Por cierto, ese mismo 25 de septiembre también estuvo presente en la sesión, Yoko Ono, en la que fue, probablemente, la primera visita de la futura esposa de John a las sesiones de The Beatles.

While My Guitar Gently Weeps», “Mientras mi guitarra llora suavemente”, está escrita por George Harrison e incluida en The White Album.
La composición interesó poco en los otros tres Beatles. La grabaron varias veces, pero no parecía funcionar.
Ninguna de las tomas que se hicieron dejaban satisfecho a Harrison hasta, casi aborrecido de la canción, que pidió a Eric Clapton que grabara con ellos y tocara él el solo de guitarra.
Clapton se resistía, pero Harrison lo convenció y al final Eric tocó. Harrison dijo más tarde que, además de su solo, la presencia de Clapton tenía otro efecto sobre la banda: “. Los hizo esforzarse más, sacar lo mejor de sí.
Clapton quería un sonido “Beatle”, por lo que el solo se ejecutó a través de un circuito ADT, -un artilugio que genera artificialmente una segunda pista, para doblar el instrumento. Y esto fue porque Eric no quería un sonido Clapton en un disco de los Beatles.
De esta grabación nació la leyenda urbana de que Paul está muerto. Y es que, durante el solo, se escucha la voz de Harrison diciendo una frase que suena como “Oh Paul, Oh Paul”.

«Come Together», “Juntémonos”, fue escrita por John Lennon. La canción es la primera en el álbum de septiembre de 1969, Abbey Road. Es curioso pero esta canción comenzó como un intento de Lennon por escribir una canción para Timothy Leary en su campaña electoral por ser el gobernador de California en donde compitió contra Ronald Reagan.
“Come Together” fue demandada por plagio en 1973 por la editora musical de Chuck Berry, porque una línea en “Come Together” tiene parecidos con una línea de “You Can’t Catch Me” de Chuck Berry. Después de solucionarlo en el juzgado, Lennon prometió grabar otras canciones pertenecientes a Chuck Berry, las cuales fueron lanzadas en su álbum de 1975, Rock ‘n’ Roll.
Come together.

Let It Be es el último álbum de estudio lanzado por la banda, a pesar de que fue grabado antes que Abbey Road. El disco salió al mercado el 8 de mayo de 1970.
Se trata de un álbum controvertido desde su concepción. Se habían propuesto grabar un álbum para tocar un último concierto en vivo, tal vez en un barco o en un lugar público. Por tanto, las sesiones de grabación deberían ser filmadas. Los ensayos fueron tensos, muy tensos y por primera vez el trabajo en el estudio fue más una labor individual que colectiva, por cuanto la mayoría de las canciones no requerían que toda la banda grabara al mismo tiempo o estuviera incluso a la vez en el mismo estudio, sino que cada compositor fuera grabando individualmente en múltiples sesiones, y utilizando a los otros miembros como músicos de estudio.
Las sesiones empezaron el 2 de enero de 1969, y enseguida se vio que aquello no funcionaba.
Solo Paul McCartney mostraba interés por sacar el grupo hacia delante y ofrecer un producto de calidad; John Lennon (acompañado por la inseparable Yoko Ono) pasaba por una etapa de adicción a las drogas que redujeron al mínimo su interés por la música de la banda, mientras que George Harrison, consciente de su valía como músico y compositor, se consideraba menospreciado por sus compañeros.
El resultado fue que para el 10 de enero, y tras una agria discusión con McCartney, George Harrison anunciara su decisión de dejar el grupo. Aunque un sarcástico Lennon propuso sustituirlo por Jimi Hendrix o Eric Clapton y seguir como si nada importara, finalmente la situación se recompuso y fue cuando se sumo al grupo el pianista Billy Preston.
La cuestión acerca de dónde, cuándo y cómo se iba a hacer el concierto se debatió desde los primeros días de las sesiones. Después de barajar ideas descabelladas (tocar en un hospital rodeados de niños enfermos, a bordo de un barco con multitud de admiradores, o frente a las pirámides de Egipto con un público formado por beduinos del desierto), se optó finalmente por una idea ingeniosa que a todos satisfizo: Nos subimos al tejado del edificio, enchufamos los instrumentos y nos ponemos a tocar allí mismo. Dicho y hecho. A la hora de la comida del 30 de enero, The Beatles tocaron el que era el primer “concierto” desde la gira americana de 1966 y el último de su carrera. The Beatles tocaron hasta que las quejas de los vecinos de la zona llevaron a la policía a poner fin al concierto. Varias de esas canciones terminaron por incluirse en el disco Let It Be.
¿Get Back? ¿Volver?, volver a los inicios para acabar.

Y final del cuento. Así termina, en el tejado, la historia de una banda que cambió el devenir de la música popular, que influyó en numerosos artistas y que acompaño, nos acompañó, a muchos en nuestra andadura vital. Sin su aportación nuestra vida habría sido de otra manera.
¿mejor?, no creo, ¿peor?, seguro que no.
Hasta la próxima semana amigos, hola y adiós.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.