Menu

Nada más que música – Sweet and Lowdown – Woody Allen

11 diciembre, 2020 - Música
Nada más que música – Sweet and Lowdown – Woody Allen

Seguro que os acordáis de la película Acordes y desacuerdos, una película de Woody Allen, acerca de un guitarrista ficticio llamado Emmet Ray, que según la película pudo haber sido el único guitarrista comparable a Django Reinhardt, durante la época de la Gran Depresión. La trama nos cuenta los momentos de gloria con su quinteto y su guitarra; sus romances y sus tropiezos; su gusto por la opulencia, la bebida y el billar. Allen dota a su protagonista de una particular sensibilidad, extrañas aficiones (matar ratas a balazos en el vertedero o ver pasar trenes, por ejemplo) y una pasión casi enfermiza por la música.
La película está muy bien pero, lo que no tiene desperdicio, como en muchas otras películas de Woody Allen, gracias amigo, es la banda sonora.

 

 

 

CARTEL NMQM-Sweet and Lowdown-web

Y vamos a empezar con “I’ll See You in My Dreams”, una canción escrita por Isham Jones, y publicada en 1924. Originalmente grabada por el propio Isham Jones y la Ray Miller Orchestra, estuvo en las listas durante 16 semanas durante 1925. Por supuesto, la canción también fue grabada por Django Reinhardt, el ídolo de nuestro personaje.
Esto es “I’ll see you in my dreams”, en la versión para la película de Dick Hyman Grup.

Caravan” es un estándar de jazz estadounidense que fue compuesto por Juan Tizol y Duke Ellington y interpretado por primera vez por Ellington en 1936. Irving Mills escribió la letra de la canción pero la verdad es que nunca se canta. Ah pero, eso sí, se han grabado más de 350 versiones.
Hemos pasado, como de puntillas, sobre el nombre de Juan Tizol. Buen, pues merece la pena reseñar, que este trombonista puertorriqueño, es coautor de los mayores éxitos de “el duque”, (también “Perdido” lleva su firma), y que durante los más de quince años que estuvo en la orquesta de Ellington se convirtió en el mayor exponente puertorriqueño en la historia del jazz.

“Viper Mad”, algo así como Víbora Loca, es una composición de Sidney Bechet y Rousseau Simmons que se publicó en 1924 interpretada por la vocalista Blossom Seeley .
El propio Bechet grabó una versión como líder en 1938, con la Orquesta de Noble Sissle .
La letra, que festeja el consumo de marihuana, dice que se llamaba “víbora” al fumador de yerba, debido al silbido de la inhalación. La letra dice, más o menos: “Envuelve tus chuletas alrededor de esta barra de té / Sóplate este medidor y ponte alto conmigo / El buen té es mi debilidad, sé que es malo / Me envía, puerta, y no puedo esperar, Estoy loco por las víboras “.
Mucha metáfora, verdad?
Viper Mad, interpretada para la ocasión por el autor, Sidney Becket.

Old Fashioned Love, el corte que escucharemos a continuación fue compuesto por James Price Johnson, un pianista estadounidense nacido el 1 de febrero de 1894 que fue uno de los músicos más importantes en la época en que se empezaba a grabar, y que revolucionó la técnica de ragtime hacia lo que finalmente se llamaría jazz.
Este hombre ejerció una gran influencia en músicos tan importantes como Count Basie, Duke Ellington o Art Tatum, sin ir más lejos.
Johnson compuso muchas canciones de éxito, incluido el himno no oficial de los locos años veinte, “The Charleston” y siguió siendo el rey de los pianistas de jazz de Nueva York durante la mayor parte de la década de 1930.
Old Fashioned Love está incluida en la banda sonora de la película de Woody Allen versionada por Dick Hyman Grup.

woody-allen-2

Woody Allen

 

 

 

La canción Just a Gigolo fue publicada por primera vez en Alemania en 1929 e interpretada por varias orquestas.
La versión original tiene un contenido muy interesante. Viene a ser una visión poética del colapso social vivido en Austria después de la Primera Guerra Mundial , representado por la figura de un ex húsar que se recuerda a sí mismo desfilando con su uniforme, mientras que ahora tiene que arreglárselas como bailarín en un music-hall de mala muerte.
En las versiones posteriores, nuevos letristas se encargaron de cambiar el sentido del texto y, aunque mantuvieron una triste historia, perdieron el valor histórico que tenía el original.
La canción ha tenido numerosas versiones, como la Louis Armstrong o la Marlene Dietrich en su última aparición cinematográfica.
En esta ocasión, son nuevamente Dick Human Grup los encargados de versionar para la película Just a Gigolo.

 

 

django-reinhardt

Django Reinhardt

 

Otra de las joyas con las que Allen nos obsequia es esta estupenda versión de All of me, Todo de mi, un estándar de jazz escrito por Gerald Marks y Seymour Simons en 1931.
Grabado por primera vez por la famosa cantante de los años 20 y 30 Ruth Etting, con el paso de los años se ha convertido en una de las canciones más versionadas de mundo del jazz, con aportaciones de músicos tan notables como Billie Holiday, Frank Sinatra o Willie Nelson.
Como no, en la película se hace referencia a la estupenda versión que grabó Django Reinhard.
Los técnicos han desmenuzado la canción dándole mil vueltas y explicando lo inexplicable. Los simples aficionados que solo gozamos de un poco de oído, nos sentimos pagados con reconocer, cada vez e inmediatamente, sus primeras notas. Fruto de la improvisación, por cierto.
Y si, la versión de la película está a cargo, nuevamente de Dick Hyman Grup.

 

 

Dick Human-2

Dick Hyman

 

 

Vamos a terminar el repaso del álbum con un título que lo resume todo: “Todo esto no es nada, si no tiene swing” una canción compuesta por Duke Ellington y grabada el 2 de febrero de 1932. El tema fue compuesto por Duke Ellington y la letra fue escrita por Irving Millis.
La letra no es tan extensa como en las canciones que estamos acostumbrados a escuchar, pero aun así, el mensaje es claro y conciso: todo lo que necesitas es Swing. Durante toda la canción, se repite y se argumenta el mismo mensaje, revindicar el Swing.
Una idea que os dejo. Buscar la versión que grabaron Lady Gaga y Tony Bennett para su álbum de Jazz en común Cheek To Cheek. Impresionante.

Y hemos terminado por hoy. Nos han quedado alguna que otra canción que hubiera merecido mejor suerte pero, bueno, las que hemos oído merecían la pena.
Volvemos la semana que viene. Con más música, más músicos y más historias. Hasta entonces… “Buenas vibraciones”.

 

 

 

logo sientelo co radio-5-WEB

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.