Menu

Nada más que música – Stephane Grappelli – Cole Porter

8 abril, 2021 - Música
Nada más que música – Stephane Grappelli – Cole Porter

Sharing is caring!

Bueno amigos, hoy tenemos un programa que no vais a olvidar fácilmente. Tenemos como invitados a dos monstruos de la historia de la música, con mayúsculas: Stephane Grappelli y Cole Porter.
Grappelli es uno de los más grandes violinistas de jazz del siglo XX que creó, junto con Django Reinhardt el mítico Quinteto del Hot Club de France y que llevó al género gypsi jazz a lo más alto donde, por cierto, sigue. Nació en París el 26 de enero de 1908 y murió en la misma ciudad el 1 de diciembre de 1997.

 


CARTEL NMQM-grappelli

 

El pequeño Stephane quedó huérfano muy pronto y a los 12 años empezó a tocar el violín en las calles para llevar algo de dinero a casa y a los 15 comenzó su carrera profesional como violinista y pianista en cines, acompañando las películas mudas.
La primera canción que vamos a escuchar de este trabajo, es, como todas las que escucharemos hoy, de Cole Porter.
It’s All Right with me, creada originalmente para el musical Can-Can aunque también se utilizó en otro musical de Broadway de 1998, Alta Sociedad.
Esto es pues “It’s all right with me”, “A mi, me parece bien”

En 1931 se produjo el encentro que marcaría un antes y un después en la música jazz europea. Django Reinhardt se acercó a Grappelli en el club en el que estaba tocando y le dijo que necesitaba un violinista que tocara “hot” para una nueva banda que estaba formando. En un principio Grappelli no consideró la oferta a la vista de la diferencia de las personalidades de los dos músicos: un gitano y un bohemio parisino. Pero la casualidad hizo que coincidieran un par de veces sobre el escenario y pudieron tocar juntos por primera vez. De esta manera pudieron comprobar la gran afinidad de estilos de ambos músicos.
Así, en 1934, fundaron el mítico Hot Club de Francia, una extravagante (para la época) formación de tres guitarras, bajo y violín.
El genio gitano de Django y el swing de Grappelli se hicieron uno durante cinco años y dejaron para la posteridad unas cuantas grabaciones inmortales.
Como con casi todo, la segunda guerra mundial, acabó con la formación y dejó a Grappelli descolocado. Durante la guerra sobrevivió haciendo de todo: radio, variedades, televisión, … y cuando acabó la guerra se centró en tocar en salas de baile y cabarets. Había que comer.
You’re the top es una canción de Cole Porter que formaba parte del musical de 1934 Anything Goes.

En aquel momento, al final de la guerra, el “Gypsy jazz” de Grappelli ya no estaba de moda. Durante los años 50 y buena parte de los 60 el genero estaba casi olvidado. Volvió con un poco de fuerza a la muerte de Reinhardt, por aquello de valorar a los muertos. Desde entonces, Grappelli ha trabajado con un montón de gente, incluso con Duke Ellington en el año 1963.
A partir de 1969 fue definitivamente reconocido como lo que hoy es, una estrella del Jazz internacional.
El famoso violinista Yehudi Menuhin dijo de él: “Es un hombre al que envidio casi tanto como quiero, puede tocar cualquier tema para expresar cualquier matiz, nostalgia, brillantez, agresividad, desprecio, con una velocidad y precisión increíbles”.
Miss Otis regrets es otra composición de Porter de 1934 y fue interpretada por primera vez en la revista Hi Diddle Diddle. En su versión cantada, trata del linchamiento de una mujer de clase alta después de ella asesinara a su amante infiel.

Stephane Grappelli murió el día 1 de diciembre de 1997 y, a pesar de haber tocado con los mejores, siempre estuvo buscando un nuevo Django que le impulsara a seguir progresando en su mejor estilo y que no le permitiese acomodarse en su depurada técnica.
Un compañero que, si bien no lo fue como instrumentista, si lo fue como compositor de sus mayores éxitos. Hablamos, claro está, de Cole Porter.
Cole Albert Porter nació en Perú, Indiana, el 9 de junio de 1891, era hijo de un empresario farmacéutico. Su madre estaba decidida a que su único hijo se convirtiera en un artista creativo, mientras que su millonario abuelo del Medio Oeste, estaba decidido a que se dedicara a los negocios o a la agricultura. La influencia de la madre fue más fuerte, y Porter recibió una importante formación musical cuando era un niño. Comenzó a tocar el violín y el piano a los seis años.

Aún con esta disposición, inició sus estudios en la Facultad de Derecho de Harvard pero enseguida la abandonó para centrarse en la música.
Uno de sus grandes éxitos, que aquí interpreta Stéphane Grappelli, fue You’d be so nice to come home to, una canción de la película musical de 1943 “Something to Shout About”

En 1937, Porter sufrió un grave accidente montando a caballo que le costó perder su pierna derecha. Muró el 15 de octubre de 1964 en Santa Mónica, California.
Porter es el fiel reflejo excto de la sofisticación de los años 30. Poseedor de un talento extraordinario, creo melodías inolvidables, saliéndose de los cánones que marcaba la moda. Habrá que volver otro día sobre Cole Porter. Tiene mucho que decir.
Hoy nos despediremos de nuestros dos genios con My heart belongs to daddy, una canción escrita para el musical de 1938 Leave It to me! y que reconoceréis enseguida por la versión que de esta canción hizo Marilyn Monroe.

Y se acabó por hoy. Nos vemos la semana que viene que, como siempre, tendremos más música, más músicos y más historias. Hasta entonces… ¡Buenas Vibraciones!

 

 

Logo Siéntelo CO RADIO

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.