Menu

Nada más que música – Andrés Calamaro – ‘Alta suciedad’

25 marzo, 2021 - Música
Nada más que música – Andrés Calamaro – ‘Alta suciedad’

Andrés Calamaro es tan buen músico como bocazas. Esto le ha conferido siempre un gran poder de atracción, para bien o para mal. En mi caso para bien, siempre que haga oídos sordos a sus aleatorios desvaríos. Tengo que reconocer, aunque para hacer este programa he escuchado algo, que casi desconozco por completo su etapa anterior a los Rodríguez, etapa genial por otra parte.
De su etapa en solitario, si hacemos una excepción con su quíntuple disco de rarezas, caprichos y alguna gran canción, un disco que no entendí y que me dejo una profunda sensación de tomadura de pelo, me quedo con todo lo demás.
De esta época en solitario, vamos a escuchar hoy uno de sus mejores trabajos. Se trata de “Alta suciedad”.

 

 

CARTEL NMQM-calamaro-CUADRO

Tras la etapa de los Rodríguez, Calamaro quiso dar una vuelta de tuerca a su creatividad y se fue a Nueva York para grabar sus nuevas canciones con un profundo sabor americano. Se rodeo de grandes músicos, gente como Steve Jordan o Chuck Rainey que habían grabado con mitos de la talla de Lennon o Tom Waits.
Músicos muy buenos pero también muy caros, por lo que Calamaro grabó el album en dos semanas y se ahorró una buena cantidad de dólares y el resultado como comprobamos después no se resintió en absoluto.
Las canciones rompen con su antiguo sonido y se abren a muchos otros: rock, funky, beatles, rancheras, sabinadas, soul, pop, baladas y deliciosas frikadas… En fin… Calamaro en estado puro.
El disco da su pistoletazo de salida con un gran riffs, contundente y sin florituras. “Alta Suciedad”, un tema rock increíble y que acabamos de escuchar.
Otro de los grandes temas que nos guarda es disco es “Donde manda marinero”, el único que, tal vez, recupera claramente el toque “Rodríguez”.

Alta suciedad fue un éxito de ventas, vendió más de 500.000 en todo el mundo y esto le permitió realizar una gran cantidad de conciertos, compartiendo escenario con músicos como Fito Páez y Joaquín Sabina, entre otros. Diez años después, en 2007, Alta suciedad fue colocado en el décimo puesto en la lista de Los 100 mejores álbumes del rock argentino, y lo bueno fué que lo hicieron 180 músicos y periodistas musicales, y eso si que tiene mérito.
Bueno, pues ahora llega el subidón del disco, una canción que derrocha clase por todos sus poros. “Loco”, un tema sencillo con unos arreglos, unos coros y un bajo descomunal… puro single radiofónico
Por cierto, la letra produjo una cierta polémica entre la gente de bien, concretamente el verso «Voy a salir a caminar solito, sentarme en un parque a fumar un porrito». Bueno…

Flaca es una especie de himno al desamor, un tema precioso.
Sobre la canción, Calamaro dijo: “Flaca es una canción que tiene un desarrollo instrumental con muy pequeños movimientos, porque gira sobre la misma armonía, es monótona y al final tiene un cambio en la armonía que se vuelve un poco más compleja. Para mí es una canción que tiene más importancia en lo musical que en lo lírico. Flaca puede entenderse como la sarta de mentiras ‘inocentes’ que uno dice por amor, querer decir una y terminar diciendo todo lo contrario: no me mientas, no me digas la verdad”.
Flaca.

Imbuido del mejor espíritu sabiniano, Calamaro compone “El tercio de los sueños”. También es verdad que esta canción, con otra música y otra letra, ya la hemos escuchado antes, y según opiniones, más y mejor, tal vez, pero bueno, es curioso ver con que facilidad puede sacarse de la manga, con los ojos cerrados, un tema de Sabina.

calamaro-5

El punto más alto del disco y tal vez de Calamaro se encuentra aquí en “Crímenes Perfectos” una balada autodestructiva que emociona sin culpa alguna hasta a personas que dicen ser difíciles de emocionar. El estribillo de este tema es perfecto, hecho a medida de lo que viene siendo el tema, en uno de esos perfectos equilibrios que le hacen crecer en suspenso para dar lugar al solo, EL SOLO, precioso, por lo menos para los que nos gusta la expresividad antes que los solos cargados de distorsión y de velocidad que muchas veces nada tiene que ver con la canción. Creo que el tema es minimalismo puro pero tan bien hecho que no se le puede reprochar nada, tal vez la obra maestra de Calamaro: Crímenes perfectos

Y nos vamos. Con todas sus luces y sus sombras, Calamaro es un gran artista. Y como tal, un poquito suyo.
Queridos, hasta la próxima semana. Pasadlo bien y, como dirían los romanos, carpe diem, que son dos días. Como siempre… ¡Buenas Vibraciones!

 

 

Logo Siéntelo CO RADIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.