Menu

Nada más que música – Bruce Springsteen II

29 noviembre, 2019 - Música
Nada más que música – Bruce Springsteen II

Habíamos dejado a nuestro admirado Bruce Springsteen con su gran éxito Born in the USA, bien pues los años siguientes fueron los de su máxima popularidad.

 


 

En este periodo, concretamente a finales de 1986, publicó Live/1975-85, una caja de cinco discos (posteriormente reducida a tres CDs), con un éxito sin precedentes. Vendió 13 millones de copias en los Estados Unidos y se convirtió en el primer box set en debutar en el primer puesto en la lista Billboard 200. Live/1975-85 resume la trayectoria musical de Springsteen hasta esa fecha y muestra algunos de los elementos más atractivos y poderosos para sus seguidores, como las largas introducciones habladas de las canciones o la destreza instrumental de la E Street Band.
Tras su pico comercial, Springsteen publicó Tunnel of Love, un álbum más contemplativo en el que el músico se muestra interesado en explorar los recovecos de las relaciones de pareja y los miedos y carencias personales, y en el que por primera vez prescinde de la Street Band, llamando esporádicamente a algunos componentes del grupo para que participasen individualmente en las canciones. En el otoño de 1989, Springsteen disolvió la Street Band y se trasladó a California.
Vamos a escuchar el tema que da título al disco: Tunnel of Love.

Por alguna compleja razón que se me escapa, Springsteen quiso hacer partícipes a sus seguidores de la estabilidad y la felicidad alcanzada con su nuevo matrimonio y su reciente paternidad, vamos, que levitaba, así que, acompañado por músicos de sesión, Springsteen publicó dos álbumes conjuntos: Human Touch y Lucky Town. Ambos fueron criticados por los seguidores del estilo de la Street Band, confabulándose de alguna manera para ignorar la gira de promoción que inició a continuación, bautizada como The «Other» Band. Por otra parte, para otros seguidores que habían conocido a Springsteen tras la consolidación en 1975 de la Street Band, la nueva gira suponía una oportunidad para ver el desarrollo de Springsteen con una nueva formación. Una aparición en el programa de televisión MTV Unplugged en formato eléctrico, tuvo críticas desfavorables en comparación con sus discos anteriores.
No obstante, un año después, en 1993, Springsteen se desquitó de tantas críticas negativas consiguiendo un Oscar por la canción «Streets of Philadelphia», incluida en la banda sonora de la película de Jonathan Demme “Philadelphia”, recuperando con ello el prestigio puesto en duda en su última etapa musical.

En 1995, después de reorganizar temporalmente la Street Band para grabar varias canciones incluidas en un Grandes Éxitos, Bruce publicó su segundo trabajo en formato acústico, The Ghost of Tom Joad, inspirado en la novela de John Steinbeck Las uvas de la ira y premiado con un Grammy al mejor álbum de folk contemporáneo. A pesar de ello, el álbum fue en general mal recibido debido en gran medida a su “minimalista” línea melódica y a la carga política de las canciones, si bien también fue elogiado, estamos para todos los gustos, por dar voz a los inmigrantes y a otros sectores abandonados en la cultura americana. La posterior gira de promoción, desarrollada en teatros a nivel global, incluyó buena parte de su viejo repertorio modificado y adaptado al formato acústico.
Tras la gira, Springsteen volvió a Nueva Jersey y en 1998, publicó Tracks, una caja con cuatro discos de canciones descartadas a lo largo de los años anteriores. En 1999, se hizo oficial la vuelta de Springsteen y la Street Band a los escenarios, llevando a cabo una nueva gira que, bajo el título de Reunion Tour, recorrió durante un año buena parte de la geografía mundial. Esto que suena es The Ghost of Tom Joad,

La gira de reunión de Bruce Springsteen con la E Street Band finalizó con diez conciertos en el Madison Square Garden de Nueva York con las entradas agotadas y con la controversia en torno a la canción American Skin (41 Shots), compuesta tras la muerte de un joven de color, de color negro, a manos de la policía neoyorquina en un caso evidente de brutalidad policial y racismo a ojos de la opinión pública.
En 2002, Springsteen publicó The Rising, su primer álbum de estudio con la Street Band en 18 años. El álbum, en gran medida un reflejo de los atentados del 11-S, obtuvo un importante éxito de crítica y ventas. Al respecto, The Rising se convirtió en el álbum mejor vendido de su carrera en 15 años. Algunas de las canciones estuvieron influenciadas por las conversaciones telefónicas que Springsteen tuvo con familiares de fallecidos en los ataques terroristas, y en lo que le contaron acerca de la importancia de su música en las vidas estas personas.

Devils & Dust, publicado el 26 de abril de 2005 y grabado sin la Street Band, vuelve al formato acústico con un estilo muy parecido a Nebraska y The Ghost of Tom Joad, aunque con más instrumentación. La canción que da nombre al disco refleja los sentimientos y los miedos de un soldado durante la invasión de Iraq de 2003. A pesar de los problemas provocados en la distribución debido al contenido sexualmente explícito de la letra de una de las canciones, y a la política anticorporativa de Springsteen, Devil & Dust alcanzó el primer puesto en las listas de todo el mundo.

Tras finalizar la gira Devils & Dust, Springsteen se involucró en la grabación de un disco folk homenaje a Pete Seeger y a la tradición americana, publicado en abril de 2006 bajo el título We Shall Overcome: The Seeger Sessions. En contraste con otros trabajos anteriores, éste fue grabado en tres únicas sesiones, en las que podemos escuchar al propio Bruce gritar a los músicos los acordes de las canciones. La gira Bruce Springsteen with the Seeger Sessions Band Tour dio comienzo el mismo mes, siendo especialmente exitosa en Europa, donde Pette Seeger había dejado un gratísimo recuerdo.

El primer trabajo de Bruce con la Street Band en cinco años, Magic, fue publicado el 2 de octubre de 2007. El primer sencillo, «Radio Nowhere», fue publicado como descarga gratuita el 28 de agosto. El 7 de octubre, Magic debutó en el primer puesto en Irlanda y Reino Unido, al tiempo que Greatest Hits reentró en la lista de álbumes irlandesa en el puesto 57.
Tras la publicación de Magic, Springsteen y la Street Band se embarcaron en la gira Magic Tour, pero a mitad de esa gira, el teclista Danny Federici se vio obligado a abandonarla al serle diagnosticado un melanoma.
Federici volvió a tocar con la Street Band el 20 de enero de 2008 durante una breve aparición en Indianápolis. Sin embargo, el 17 de abril, falleció en Nueva York tras sufrir durante tres años la enfermedad.

Como sabéis, Springsteen siempre se ha metido en todos los jardines políticos que ha podido o le han dejado. En 2008 apoyó a la campaña de Barack Obama para la presidencia apareciendo en varios mítines e interpretando canciones en acústico. Durante uno de esos discursos, él músico abogó sobre «la importancia de la verdad, la transparencia y la integridad en el gobierno, el derecho de cualquier americano a tener un trabajo, un salario digno, a ser educado en una escuela decente, a una vida llena con la dignidad del trabajo, la promesa y la seguridad de un hogar… Pero hoy esas libertades han sido dañadas y cuarteadas por ocho años de una irreflexiva e imprudente Administración a la deriva”.
En uno de estos mítines interpretó por primera vez «Working on a Dream», un trabajo dedicado a la memoria de su músico y amigo Danny Federici.

En marzo de 2012, Springsteen publicó Wrecking Ball, un disco de estudio producido por Ron Aniello y dedicado a la memoria de Clarence Clemons, saxofonista y miembro fundador de la Street Band, fallecido el año anterior.
Este disco, que ha sido descrito por la crítica como el «álbum de un Springsteen enojado y dirigido a la injusticia de la economía mundial», alcanzó el primer puesto en las listas de discos más vendidos de numerosos países, incluyendo los Estados Unidos y el Reino Unido. El álbum, junto con el sencillo, fueron nominados a tres premios Grammy, incluyendo mejor álbum de rock.
Vamos a escuchar las dos canciones: Wreecking Ball

Y ésta… We take

En fin, el tipo sigue dando conciertos, girando por todo el mundo, dando espectáculo, comprometiéndose con todas aquellas causas que cree de justicia y creo que lo hará hasta que el cuerpo aguante.
Nosotros nos vamos por hoy. Volveremos la próxima semana con más música, más músicos y con más historias.
Hasta entonces, queridos niños… ¡¡¡BUENAS VIBRACIONES !!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.