Menu

Nada más que música – Antes del Punk

8 noviembre, 2019 - Música
Nada más que música – Antes del Punk

Bueno, pues superada ya la parte más dura de la crisis energética en 1974, a finales de este año y ya en 1975 aparecieron algunas figuras de gran peso en los siguientes años y, algunas, para quedarse incluso en las siguientes décadas. Supertramp fue una de ellas.

 


 

The Logical Song

Supertramp se formó en 1969 liderado por el músico Rick Davies. La primera formación de Supertramp estaba integrada por Roger Hodgson, Richard Palmer y Robert Millar y publicó un álbum homónimo dominado por el rock progresivo de escaso éxito comercial, o sea, que no se jalaron una rosca. A éste le siguió un segundo trabajo, Indelibly Stamped, que tuvo la misma repercusión, o sea, ninguna. Con estas expectativas el grupo se remodeló saliendo Palmer y Millar que fueron sustituidos por otros músicos, que no citamos porque duraron poco.
A causa del escaso éxito inicial, Davies y Hodgson crearon una nueva formación con nuevos músicos: Dougie Thomson, John Helliwell y Bob Siebenberg, y sus nuevos trabajos incluyeron un sonido más orientado al pop y con un importante participación del piano y del saxofón. El primer álbum de esta formación, Crime of the Century, favoreció el auge comercial de Supertramp, consolidado con sencillos como «Dreamer»…

… o como este otro «Bloody Well Right».

Crime of the Century fue seguido de trabajos como Crisis? What Crisis? y Even in the Quietest Moments, que labraron la reputación de Supertramp como una super banda de directo.
Pero fue el álbum Breakfast in America el que consolidó a Supertramp como una banda de éxito al alcanzar el primer puesto en la lista de los discos más vendidos de países como Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos, España y Francia, entre otros. Tres de sus sencillos —«Goodbye Stranger», «Take the Long Way Home» y «The Logical Song», que ya hemos escuchado al inicio del programa— fueron top 20 en los Estados Unidos, donde el álbum vendió más de cuatro millones de copias. Vamos a escuchar uno de estos sencillos: Goodbye Stranger.

Breakfast in America es el sexto álbum de estudio del grupo, y fue publicado en marzo de 1979. Grabado en los Village Recorder de Los Ángeles entre mayo y diciembre de 1978, el álbum se convirtió en el mayor éxito comercial del grupo. Fue galardonado con dos Grammy en las categorías de mejor diseño de embalaje y mejor arreglo para álbum no clásico y ha sido certificado como disco de diamante en Canadá y con cuatro discos de platino por la RIAA.
La canción que da título al álbum, Breakfast in América fue publicada como segundo sencillo promocional y alcanzó el puesto nueve en la lista UK Singles Chart.
La canción fue escrita por Roger Hodgson antes de la formación de Supertramp, durante su adolescencia, aunque posteriormente se acreditó conjuntamente a Hodgson y Rick Davies. La letra habla sobre una persona que nunca ha estado en Estados Unidos y fantasea con el país. Y esta es la canción.

El éxito de Breakfast in America continuó con Famous Last Words, tras el cual Hodgson anunció su abandono para emprender una carrera en solitario.
Con Davies como líder de facto de Supertramp, el grupo publicó Brother Where You Bound (1985), con una mayor influencia del rock progresivo, y Free as a Bird (1987), que incorporó elementos del dance y contó con la incorporación de Mark Hart. Tras una gira posterior, Supertramp estuvo inactivo durante casi una década.
En 1996, Davies volvió a reunir al grupo, ampliado con nuevos músicos, para publicar Some Things Never Change, seguido de una gira en 1999 y de Slow Motion en 2002, su último álbum hasta la fecha. Tras ocho años de inactividad, Davies reformó nuevamente el grupo para realizar nuevas giras pero sin aportar novedades a su historial. Veremos hasta donde puede estirar el producto. Vamos a escuchar, de su último disco, la canción que le da título: Slow Motion.

Otro grupo de leyenda fue Aerosmith, con Steven Tyler de cantante y Joe Perry a la guitarra. En su primera vida fueron la réplica americana de los Stones, básicamente por su sonido agresivamente rítmico, con raíces en el blues. La banda se formó en Boston, en 1970.
En 1972 firmaron un contrato con Columbia Records y tras lanzar una serie de grabaciones, realmente se consolidaron en 1975 con el álbum Toys in the Attic.

Con su siguiente álbum, Rocks, de 1976, cimentaron su estatus de super estrellas de hard rock. Para finales de la década de los 70, eran ya una de las bandas más populares de rock duro en todo el mundo, consiguiendo cosechar un gran número de seguidores. Sin embargo, la adicción a las drogas y los conflictos internos a los que se hicieron muy aficionados los miembros de la banda, darían como resultado la fuga de Perry y Whitford en 1979 y 1981, respectivamente. Serían sustituidos por Jimmy Crespo y Rick Dufay. La banda no tuvo grandes éxitos entre 1980 y 1984, lanzando solamente un álbum, Rock in a Hard Place, que sería disco de oro, pero no a la altura de sus éxitos anteriores.

Aunque Perry y Whitford, los dos fugados, regresaron en 1984 y la banda firmó un contrato de grabación con Geffen Records, no sería hasta el lanzamiento en 1987 del álbum Permanent Vacation en que la banda recuperaría el nivel de popularidad que había experimentado en la década de 1970. A lo largo de las décadas de los 80 y 90, la banda obtuvo varios éxitos y ganó numerosos premios musicales con los álbumes Pump (1989), Get a Grip (1993), y Nine Lives (1997). Su regreso fue descrito como uno de los momentos más importantes y espectaculares de la historia del rock and roll. Después de 46 años de dar conciertos, la banda hizo una gira de despedida en 2017.
Uno de estos últimos éxitos fue precisamente esta canción: My Girl

 

Aerosmith es una de las bandas con mayor número de ventas de todos los tiempos, han vendido más de 200 millones de álbumes en todo el mundo, incluyendo 66,5 millones de álbumes solamente en los Estados Unidos. También tienen el récord de ser el grupo estadounidense con mayor número de discos de oro y platino. La banda ha conseguido 21 entradas al Top 40 del Billboard Hot 100, nueve números uno en el Mainstream Rock Tracks, cuatro premios Grammy, y diez MTV Video Music. Han sido incluidos en el Salón de la Fama del Rock en el 2001, y en 2005 fueron clasificados n.º 57 en la lista de los 100 mejores artistas de todos los tiempos de la revista Rolling Stone. No está mal para unos chicos tan malos. Nos despedimos de Aerosmith con otro poderoso corte de este último disco: Fever.

 

Fueron muchos los grupos que aparecieron en esta mitad de los 70 y de casi todos ellos daremos cumplida cuenta en un próximo programa. El de hoy lo despedimos con uno de ellos: Kansas. Sirva como anticipo de lo que vendrá este exitazo de la banda: Dust in the wind.

Pues hasta aquí hemos llegado, el próximo día más historias, más músicos y más música. Hasta entonces… Buenas Vibraciones.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.