Menu

Zaragoza te habla – La calle del Conde Alperche

11 octubre, 2019 - Zaragoza te habla
Zaragoza te habla – La calle del Conde Alperche

En el programa de hoy vamos a abrir otro episodio centrado en un más que antiguo vial urbano que ha tenido dos ubicaciones distintas, en dos momentos históricos también distintos, y que acabó desaparecido del nomenclátor urbano. Y es que en esta ciudad, hasta las calles que se han llamado así “de toda la vida”, como suelen repetir los castizos, alguna que otra vez han terminado sus días en su más que poblado cementerio de lo perdido y arrasado, por más tradicionales y tradicionalistas que sean sus referencias, currículo y valores.

Desde tiempos inmemoriales, un vial de la ciudad recordaba la participación del noble francés, de la región de Bearne, conocido como conde Rotrón de Alperche, en la conquista cristiana de la entonces Saraqusta liderada por Alfonso I, allá por el año 1118. La ubicación de esta calle se asociaba tradicionalmente con el lugar por el que este conde atravesó la muralla de la ciudad desde la ribera del Ebro, en el barrio de la Seo. Tal era así, que allí se dejó abierto un “trenque” o puerta menor de ingreso, que allá por el siglo XV estaba flanqueado por el fosal o cementerio de la Seo, y por la Ceca o fábrica de moneda de la ciudad.

La denominación de esta calle “del conde de Alperche”, y como suele ser también tradicional en la ciudad, era conocida por la curiosa contracción de “Contra el perche”, o “Contralperche”, e incluía la referencia al nombre del trenque o paso por la muralla. Así fue hasta que en 1863, con la gran reforma del nomenclátor urbano de ese año, se le otorgó el nombre normalizado de calle del conde de Alperche. Esta calle era ciertamente sinuosa de traza, con entrantes y salientes bien recoletos por doquier, que conectaba la calle del Sepulcro con la ribera del Ebro, para hacernos una idea, sobre todo a la audiencia más joven, en lo que es el actual último tramo de la calle de San Vicente de Paúl. Fue precisamente la quirúrgica apertura de esta moderna calle, a finales de los años 30 del pasado siglo, la que supuso el final de la original calle del conde de Alperche, junto con una buena nómina de otras calles, callejas y plazas de esa antigua zona de la ciudad.

Pocos años después, esta calle reapareció dándole nombre a un vial hasta entonces innominado, al final del camino de las Torres, tras cruzar la calle de Miguel Servet, y hasta el río Huerva, por donde estaba el ingreso principal al cuartel de la Tercera Comandancia de Intendencia del ejército de tierra, que fuera antiguo convento carmelita de San José, antiguo presidio homónimo y finalmente cuartel hasta que tras la Operación Cuarteles, fue vendido al Ayuntamiento, derribado, el entorno reurbanizado, y por su solar se dio continuidad al camino de las Torres hacia el nuevo puente de Las Fuentes.

Esta operación urbanística, claramente beneficiosa para la ciudad, supuso la segunda desaparición de la calle del Conde Alperche, que desde entonces ha desaparecido del nomenclátor urbano. No seré yo quien reivindique su recuerdo, asociado de forma tradicionalista y cavernaria a la “Reconquista” y a la España más radicalmente nacionalcatólica, ni mucho menos, pero me parecía interesante traer a cuento el caso, siquiera para recordar dos ámbitos urbanos como los referidos en el día de hoy, muy transformados luego, no hace demasiado tiempo.

 


 

1933 – Calle del conde de Alperche.Imagen capturada en la parte final de la calle del conde de Alperche, con las espaldas lindando ya con el paseo del Ebro, y enfocando hacia la calle del Chantre y la plaza del Reino, al fondo. Este fue uno de los escenarios más violentos de los combates acaecidos durante la intentona revolucionaria de finales de ese año. Las calles del Sepulcro y de Palafox cruzan de izquierda a derecha esta zona, popularmente denominada El Boterón, caracterizada por la irregular traza de sus humildísimos inmuebles, con numerosos entrantes y salientes, fondos de saco, y estrechos recovecos y callejuelas de paso. Todo esto desapareció años después, cuando el bisturí urbanístico trazó por aquí un nuevo vial denominado San Vicente de Paúl que habría de seccionar el barrio hasta el Coso. Fuente visual: www.mecd.gob.es/. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”) es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.