Menu

Nada más que libros – Historias de mujeres (Rosa Montero)

11 octubre, 2019 - Literatura
Nada más que libros – Historias de mujeres (Rosa Montero)

“…Desde hace un par de siglos, los humanos hemos empezado a cuestionarnos por qué las sociedades diferenciaban de tal modo a hombres y mujeres en cuanto a jerarquía y funciones. Alguna hembra especialmente intrépida ya se había planteado esas preguntas antes, pero tuvieron que llegar el positivismo y la muerte definitiva de los dioses para que los habitantes del mundo occidental desdeñaran la inmutabilidad del orden natural y comenzaran a preguntarse masivamente el porqué de las cosas, curiosidad intelectual que por fuerza hubo de incluir, pese a la resistencia presentada por muchos y muchas, los numerosos interrogantes relativos a la condición de la mujer: distinta, distante, subyugada…”

 


 

 

En el programa de hoy hablaremos de un libro fascinante, escrito, y muy bien, por cierto, por la periodista, novelista y articulista Rosa Montero. En palabras de su autora “no sé bien donde encuadrar estos trabajos: aunque están bien documentados, no son ni biografías académicas ni artículos periodísticos, sino unos textos muy apasionados, muy personales. Son historias de mujeres singulares a las que intenté entender. Las hay generosas y las hay malvadas, cobardes o valientes, turbulentas o tímidas; todas, eso sí, muy originales, y algunas resultan pasmosas por lo extraordinario de sus peripecias”.

El libro narra la vida de dieciséis mujeres cuyas vidas, salvo alguna excepción, fueron trágicas en gran medida debido al fuerte rechazo de la sociedad en la que vivían, solo por el hecho de ser mujeres y pretender que su talento fuera reconocido.

La obra comienza con la figura de Agatha Christie, la famosa escritora de novelas policíacas. Nació en 1.890 y pertenece, por tanto, a esa generación británica que hubo de superar la herencia victoriana y enfrentarse a las primeras ruinas del imperio y su visión del mundo “tan firme y definida como un cubo de plomo”.

Mary Wollstonecraft, que en el siglo XVIII fue capaz de establecerse como escritora profesional e independiente en Londres (algo rarísimo para la época) y que publicó, en 1.792 el ensayo “Vindicación de los derechos de la mujer” donde estableció las bases del feminismo moderno y la convirtió en la mujer más famosa de Europa de su tiempo. Murió a los 38 años y su obra ha sido injustamente olvidada siendo solo recordada por haber sido la madre de Mary Shelley, la autora de “Frankenstein”.

De Zenobia Camprubí (1.887 – 1.956), se puede decir que no solo fueron las circunstancias las que provocaron que no fuera una de las intelectuales que fueron influyentes en su tiempo; fue su esposo, Juan Ramón Jiménez. Este hombre confundió el amor con la necesidad patológica del otro y el parasitismo más feroz y destructivo, lo que hizo que la vida de esta mujer fuera un infierno y que anuló las perspectivas de una persona inteligente, generosa, activa, culta y con una clara vocación narrativa (fue la primera traductora de la obra del nobel bengalí Rabindrahah Tagore).

Al contrario que en el caso de Zenobia Camprubí, Simone de Beauvoir consiguió, con grandes esfuerzos, convertirse en una figura que gravitó sobre generaciones de mujeres. Sin embargo su vida privada deja mucho que desear en cuanto a honestidad y su mezquindad, al igual que la de su marido, Jean Paul Sartre.

La de Lady Ottoline Morrell es la historia de una mecenas de grandes artistas del primer cuarto del siglo XX ( Virginia Woolf, E.M. Foster, Maynard Keynes, D.H. Lawrence, Henry James, Aldous Huxley, Nijinsky, Robert Graves, Bernard Sahw, Graham Greene, Charles Chaplin etc.) que paso de la gloria mundana al triste final de una mujer despreciada y arruinada.

El caso de Alma Mahler es el de una compositora que ya a los 21 años había escrito un centenar de obras y era una magnífica pianista y que fue totalmente eclipsada por la fama de su marido, el músico Gustav Mahler, que le doblaba su edad. ¿ Les suena ?.

La historia de María Lejárraga es asombrosa. Fue la esposa de Gregorio Martínez Sierra, uno de los dramaturgos españoles más famosos del siglo XX. Hoy es un hecho comprobado que la verdadera autora de las obras firmadas por él, están escritas por ella. Sin embargo, ella es el silencio y él el afamado autor…todavía.

El capítulo dedicado a la escritora y crítica literaria Laura Riding, Rosa Montero lo subtitula “La más malvada” y resulta apasionante como esta mujer cuya negra locura arrastró en su delirio a escritores, pintores, fotógrafos etc. , uno de ellos fue el gran Robert Graves, que fueron vampirizados por esta mujer, dejando a algunos de ellos en un estado de verdadero delirio del que pocos consiguieron recuperarse.

La vida de George Sand fue más feliz, a pesar de algunos acontecimientos trágicos, que los de otras mujeres célebres, gracias a su poderosa personalidad.

Por contra la existencia de Isabelle Eberhardt fue muy distinta. Cito textualmente el primer párrafo de Rosa Montero sobre su vida: “El 21 de Octubre de 1.904, una riada destruyó la mitad del pueblo argelino de Ain Safra. Cuando las aguas bajaron, los soldados de la guarnición francesa descubrieron, entre las ruinas de una pobre choza, dos piernas de mujer hincadas en el lodo. Pertenecían al cadáver de Isabelle Eberhardt, también llamada Mahmoud Saadi, también llamada Nicolás Podolinski, una escritora suiza de 27 años que se hacía pasar por un muchacho musulmán: hablaba y escribía árabe a la perfección, se había convertido al islamismo y pertenecía a una hermandad sufí “.

Frida Kahlo. El Mundo es una cama. Así titula la autora la breve biografía de la pintora mexicana. Y es que en la existencia de la artista la cama es su refugio, potro de tortura y altar sagrado. La esposa del muralista Diego Rivera, que murió en 1.954 a los 47 años, sufrió un accidente a los 18 años. Un tranvía embistió el autobús donde ella viajaba; el pasamanos la había empalado y las lesiones fueron terribles y su agonía duró lo que duró su vida y sin embargo esta fue intensa y creativa.

Aurora y Hildegart Rodríguez; “madre muerte”. La historia de estas dos mujeres es escalofriante: la madre, Aurora, mata a su hija Hildegart en la madrugada del 9 de Junio de 1.933, de varios disparos mientras esta dormía. ¿el motivo?, Hildegart, que entonces tenía 18 años, quería emanciparse de su férrea y devoradora posesividad. La chica había sido educada por Aurora, madre soltera por propia decisión, para ser la adalid de los derechos de la mujer, “la primera mujer libre”. Hildegart, que antes de los tres años hablaba y escribía correctamente; a los ocho dominaba cuatro idiomas y estaba versada en filosofía y temas de educación sexual. A los catorce años ya era famosa, llegando a ser una de las figuras destacadas del Partido Socialista publicando obras sobre política, sociología, educación sexual etc. y se da a conocer en toda Europa. Tal vez las balas que acabaron con la vida de Hildegart le trajeron la liberación de la posesiva y demente obsesión de su madre.

La antropóloga Margaret Mead (1.901 – 1.978. EEUU), revolucionó esta ciencia y la popularizó gracias a desarrollo de métodos modernos de estudio y difusión. Su vida fue intensa y extremadamente interesante.

La vida de Camille Claudel, nacida en Francia en 1.864, es otro de los ejemplos de cómo una mujer de talento es relegada al olvido por los prejuicios de una época y la supremacía casi absoluta del hombre. Su fin fue muy triste y solo se la conoce por ser la amante del escultor Auguste Rodin, aunque era una destacada escultora y, como ahora se sabe algunas de las obras atribuidas a él eran suyas, y como la hermana “artista” del escritor Paul Claudel. “Cumbres Borrascosas”, de Emily Brontë; “Jane Eyre”, de Charlotte Brontë; “Agnes Grey”, de Anne Brontë, son tres novelas que tuvieron un éxito sin precedentes en la Inglaterra del siglo XIX y lo siguen siendo hoy en día en todo el mundo. Sin embargo estas tres hermanas vivieron toda su vida casi en el anonimato (publicaban con seudónimos, masculinos naturalmente), en un desolado páramo del campo inglés.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.