Menu

El vientre de los espejos – (2) [LA BLANCA NISE]

11 octubre, 2019 - Poesía
El vientre de los espejos – (2) [LA BLANCA NISE]

“El vientre de los espejos” es el título de un poemario escrito por Fernando Alcaine, cuyos poemas nunca fueron publicados en papel pero que vamos a ir dando a conocer, uno a uno, en nuestro programa.

 


 

(2) [LA BLANCA NISE]

 

A D.A., reconocido poeta y estimable crítico de sólida formación idealista, le preguntaron en una ocasión cuál le parecía el mejor soneto escrito en lengua española. Aceptó el juego y apostó por “Amor Constante Más Allá de la Muerte”.
Sin negar lo que de admirable pueda hallarse en él, hoy –a eso que somos hoy- no satisface: sus catorce versos nos exigen demasiada fe, demasiada literatura, demasiado voluntarismo.
Si se hubieran tomado la molestia de preguntarme a mí, no lo habría dudado ni un segundo: el soneto undécimo de Garcilaso, virtual prólogo de su tercera Égloga. No se me exija aparato filológico para defender mi elección. Aunque bien podría exhibirlo, acerado y eficaz como máquina de guerra, no deseo vencer a nadie: la lectura atenta del soneto y su bucólica continuación basta para justificar mi moderado envite (pienso, en verdad, que se trata del mejor poema jamás escrito en lengua alguna).
Ahora sólo quiero consignar dos convicciones. Una es la de la imperfección de su primer verso, obligado endecasílabo. Comienzo tan voluntarioso en poema tan eminente y natural dice mucho de algo que pocos suelen advertir: la poesía va tejiéndose y aparece, claro está, con la conclusión del poema. ¡Cuántos escritos comienzan ya poéticos, es decir, por el final, y su transcurso no es más que un penoso deshacerse! Casi tantos como aquellos que aplazan el fin y lo depositan más allá del último verso. No así en Garcilaso, pues enuncia una altísima aspiración y la asciende con verdad hasta alcanzar las nieves perpetuas de su cumbre.
La segunda convicción es la de que la Belleza, la ansiada Belleza que nos consuela de la Vida, impone el olvido de sí y el recuerdo de nadie.

 

 

Voz: Elena Parra
Música: Chopin Spring Waltz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.