Menu

Zaragoza te habla. El Convento de San José

enero 20, 2017 - Zaragoza te habla
Zaragoza te habla. El Convento de San José

 

Tras un establecimiento provisional en el Arrabal, a finales del siglo XVI fue fundado el convento de la orden de los carmelitas descalzos de San José, extramuros de la ciudad de Zaragoza, en la margen derecha del Huerva, junto al camino de Tortosa, e inmediato al puente de piedra sobre el cauce de ese río, al que pronto daría nombre (puente de San José).

 

 

 

Contaba este convento con 4 hectáreas de buena tierra de cultivo, olivos, una fábrica de paños y sayales, y tres pequeñas ermitas entre la huerta. Las instalaciones conventuales tenían capacidad para casi 100 frailes, y contaba con una gran iglesia barroca de planta basilical, y un claustro de dos pisos.

Convento de San José 1808-incendio

Convento de San José 1808 “Vista del convento de San José incendiado por los franceses”. Serie Ruinas de Zaragoza, de Juan Gálvez (dibujo) y Fernando Brambila (grabado), Cádiz, 1812. Una de las mejores vistas del convento de San José, con el puente de acceso sobre el río Huerva en primer plano, desde la actual calle Aznar Molina, en su tramo entre Asalto y Hábitat Don 2000. Fuente: artillerosdearagon.blogspot.com Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”),

 

Este convento resultó destruido en los asedios franceses de 1808-09. Fue reconstruido en 1814, hasta que en 1835 fue desamortizado y convertido en presidido estatal hasta 1900, siendo denominado “Penal de San José”. En 1908 fue reconvertido en cuartel del ejército de tierra, del ramo de Intendencia, hasta 1971, en que estas instalaciones fueron incluidas en la gran “Operación Cuarteles”, y vendido al ayuntamiento, que unos años después lo derribó para urbanizar la zona, prolongando el camino de las Torres hasta el Ebro, creando nuevas zonas verdes y viales.

Convento de San José 1860
Esta imagen aparece en el libro “Primeros tiempos de la fotografía en Zaragoza”, datada equivocadamente como “Convento de las Fecetas”, pues se trata del antiguo Convento de San José de los Carmelitas Descalzos, fundado en 1594 junto al camino del Bajo Aragón, en la ribera derecha del río Huerva, extramuros de la ciudad. Arruinado e incendiado durante la guerra de 1808-1809, quedó muy dañado. Fue reconstruido en 1814, y en 1835 fue desamortizado y estatalizado, ejerciendo de presidio hasta 1900, como “Penal de San José”. En 1908 fue reconvertido a cuartel de Intendencia, hasta el año 1971, en que fue incluido en la “Operación Cuarteles”, y vendido al Ayuntamiento, que lo derribó unos años después para prolongar el camino de las Torres hasta el Ebro, y hacer zonas verdes y otros viales.
En la imagen, vista del antiguo convento, cuando era Penal. A la derecha, al fondo, la torre de San Miguel de los Navarros. Por este lugar pasa, en la actualidad, el camino de las Torres un poco antes del cruce con Jorge Cocci.
Fuente visual: Mariano Júdez y Ortiz, 1859-1860. Col. Mariano Martín Casalderrey.
Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”),

 

Los carmelitas descalzos de San José, después de dejar este convento, estuvieron ausentes de la ciudad, hasta que regresaron en 1897, provisionalmente en el barrio de las Delicias, y desde 1944, en su actual ubicación, en la parroquia de San Juan de la Cruz, en la calle del mismo nombre.

Cuartel de San José 1975
Comenzó siendo Convento de descalzos Carmelitas en el siglo XVI. En el XIX fue militarizado, volvió a ser convento, luego fue cárcel, hasta que retornó a jurisdicción militar. Mediante la “Operación Cuarteles” fue vendido a la ciudad. Demolido, sirvió para prolongar el Camino de las Torres, urbanizar la zona, abrir viales, y crear amplias áreas verdes.
En la imagen, la desaparecida calle del Conde Alperche (en otras denominaciones “Contralperche”), aparcamiento eventual hasta inicio de obras. Es curioso que este conde, caballero Don Rotrón, que combatiera junto a Alfonso I por la conquista cristiana de la ciudad en 1118, haya tenido en dos ocasiones un vial que lo recuerde, y que las dos veces, la primera por la apertura de S. Vicente de Paúl, la segunda, por la prolongación del Camino de las Torres, se haya quedado sin calle.
Fuente visual: Archivo Público Municipal, Gerardo Sancho Ramo.
Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”),

Fue la presencia de este convento la que, por asociación, dio nombre al camino que hasta entonces era denominado “de Torrero”, y que desde entonces, se llamó “de San José”. Más adelante, el camino de San José fue redenominado como avenida de San José, hasta nuestros días.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *