Menu

Nada más que música – Tom Jones

15 diciembre, 2018 - Música
Nada más que música – Tom Jones

Tom Jones o Thomas John Woodwar, que así se llama realmente, nació en Gales, en 1940. Procedente de una modesta familia minera, se empleó en su juventud en los más variados oficios, desde albañil hasta vendedor a domicilio. Al mismo tiempo, para ganarse un dinero, creó el grupo Tommy Scott and The Senators, con el que actuaba por las noches en locales de moda de los pueblos de los alrededores.
En una de estas actuaciones fue descubierto por Gordon Mills, un compositor célebre que era miembro del grupo The Viscounts y quien se convertiría en su mánager hasta su muerte en 1986. Mills lo llevó a Londres en 1963 y, dos años más tarde, obtuvo su primer éxito con It’s not unusual, canción compuesta por el propio Mills que logró ser número uno de los “hit parade” británicos y que le supuso ser nombrado mejor artista novel en la octava edición de los premios Grammy.

 

Ir a descargar

 

Más tarde vendrían título como What’s new pussicat (1965), tema principal de un comedia homónima cuyo guión firmó Woody Allen, y la balada country Green, green grass of home (1966), que consolidaron su carrera en la década de los 60. El éxito le permitiría en 1966 ejercer de telonero de los Rolling Stones en Londres. Así que ésta una de esas canciones …
What’s New Pussycat… y esta es la otra.

Sin embargo, fue el tema Delilah (1968) el que le abrió las puertas del mercado estadounidense y el que le consagró a escala internacional. Un año después grabó en Estados Unidos el disco en directo Tom Jones live in Las Vegas y el álbum This is Tom Jones, con los que consiguió varios discos de oro. Por esta época empezaba a ser conocido como El Tigre, y había pasado de ganar veinte chelines a un millón de dólares por actuación. Contaba también con un programa propio de televisión, This is Tom Jones, en la cadena norteamericana ABC, que en sólo tres años (del 69 al 71) le reportó nueve millones de dólares. Ya ganamos dinero, ya somos alguien

 

 

Lo cierto es que la canción se las trae. El Sr. Jones nos cuenta que tenía una novia que, a quien se le ocurre, le ponía los cuernos. Naturalmente su hombría no podía resistir semejante afrenta y, dice literalmente “sentí el cuchillo en mi mano y supe que no reiría nunca más”. Podría haber dado un giro a la letra y decir, desde ultratumba, que no pudo resistirlo y se pegó un tiro, o la dejó, o se fue con otra, o… bueno todo nos suena a sabido y que no cambia nada.

Pero seguimos, en 1970 se había convertido en el único cantante en solitario que había vendido más de un millón de discos solo en Gran Bretaña, llegando incluso a desplazar a Frank Sinatra del ranking de cantantes mejor pagados del mundo. En 1974 vendió su lujosa residencia en Surrey (Inglaterra) y se trasladó, huyendo del fisco de su país, a una mansión de Los Angeles que había pertenecido a Dean Martin. A partir de esta fecha grabó algunos discos en Estados Unidos que no trascendieron fuera de las fronteras norteamericanas, lo que, unido a un contrato que entre 1981 y 1986 lo ligó a un productora que solo le permitía grabar música country, ocasionó un aislamiento musical que se prolongaría durante algunos años.
En 1987 volvió a la primera línea con el tema A boy from nowhere, que alcanzó el segundo puesto en las listas británicas.

Un año más tarde vendría su versión de Kiss, un tema de Prince que grabó con el grupo The Art of Noise y que tuvo una excelente acogida, mereciendo el premio MTV al mejor vídeo del año. Y lo cierto es que suena muy, muy bien.

Tom Jones es conocido, sobre todo, por su baladas melódicas pero ha cultivado los más variados géneros a lo largo de su dilatada carrera, desde el pop al góspel, pasando por el soul, el rock o el country, y ha colaborado también con muy diversos y prestigiosos interpretes. De estas colaboraciones hemos hecho una pequeña selección que merece le dediquemos unos minutos. Y empezamos, nada más y nada menos que con Janis Joplin. O esta otra con su amigo Van Morrison

Algunos de estos duetos están incluidos en el LP “Reload”. Otra joya de duo es “Burning Down The House” junto a la banda The Cardigans, canción del grupo de los 80 Talking Heads, cuyo vídeo musical se caracterizó por su gran realización e innovador concepto. Con este disco tuvo el reconocimiento absoluto por su trayectoria la cual se consolidó con los siguientes años

Un último dueto, Tom Jones con The Pretenders y el electrizante “Lust For Life”.

Cuando murió su mánager de toda la vida, Gordon Mills, su hijo Mark se hizo cargo de su carrera. En 1993 firma un contrato con la casa discográfica Interscope Records que le edita el álbum The Lead And How to Swing It, un nuevo giro en su música adaptada a los nuevos tiempos y un éxito inmediato que conquistó sus audiencias más jóven.

En 1998, Tom Jones hizo un mini gira con Robbie Williams y de estas colaboraciones destacamos esta memorable versión que ambos hicieron del éxito de Lenny Kravitz “Are you gonna go my”

El 29 de marzo de 2006 fue nombrado caballero de la corona británica por la Reina Isabel II por su trabajo como artista.
En la actualidad, Sir Tom Jones sigue vigente, realizando giras internacionales y también conciertos en las Vegas, donde se presenta durante diez o doce semanas al año.
En septiembre de 2015 anunció su nuevo y hasta la fecha último disco, Lon Lost Suitcase y la publicación de su autobiografía Over the top and back.
De este último disco vamos a escuchar uno de sus cortes, “Take My Love”

Y hasta aquí hemos llegado. Hoy hemos podido comprobar la versatilidad de un artista entrañable, pelín hortera pero con unas cualidades innegables, una voz poderosa que ha sabido poner al servicio de una gran cantidad de estilos, que ha sabido adaptarse a los tiempos y evolucionar sin perder su reconocible impronta.

 

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.