Menu

Zaragoza te habla. La Plaza del Pilar

23 noviembre, 2018 - Zaragoza te habla
Zaragoza te habla. La Plaza del Pilar

En el programa de hoy os propongo dar un paseo por la plaza del Pilar, uno de los espacios de la ciudad más conocidos por propios y extraños que parece que sea así, tal y como la podemos pasear hoy en día, de toda la vida, como dicen los castizos. Sin embargo, a poco que se rasque, esta plaza tiene bajo esta apariencia de eternidad en el tiempo bastantes más capas que una cebolla de Fuentes, y es posible que esta de ahora no sea más que una de las más delgadas.

No es necesario remontarnos, para comenzar, hasta los tiempos de los romanos, cuando tras la fundación de la colonia de Cesaraugusta en este entorno se levantó un gran foro y se trazaron un par de espacios abiertos o plazas con sendos templos dedicados a las divinidades de la época. O a los siglos de la Saraqusta musulmana, en los que este fue el barrio mozárabe vertebrado junto al primitiva iglesia y fosal de Santa María del Pilar. Podríamos empezar, por ello, con la estructura de esta plaza desde que la ciudad fue denominada Saragoça a partir de la conquista cristiana de 1118. Entonces, la impronta principal la marcaba el nuevo templo románico de Santa María la Mayor, cuya pared norte estaba adosada a la antigua muralla de piedra de la ciudad, en la que poco a poco se iban abriendo postigos o trenques para dar paso a la ribera del Ebro. La fachada sur de esta iglesia se abría a una pequeña plaza de irregular trazado desde la que hacia el oeste, y tras varias manzanas de casas, se llegaba al complejo hospitalario de San Juan y al hospicio y convento de San Antón. Hacia el sur, y por la calle del Mesón de los Navarros, se accedía al enrevesado trazado de recoletas calles que por varios postigos y puertas en la muralla daban paso al Coso, que entonces se denominaba por tramos, en función del gremio que tuviera más presencia en esa zona: Coso de Sogueros, de Carabaceros, de Pelliceros, de Zurradores… Desde la plaza y hacia el este, la calle de Santa María la Mayor desembocaba en la calle de la Cuchillería, donde estaban las Casas del Puente o antiguo Ayuntamiento, y la puerta del Puente Mayor de Piedra. La plaza de La Seo, continuación, era apenas un pequeño espacio delimitado por dos manzanas de viviendas y la catedral de San Salvador.

Tal vez los cambios más destacados que después se produjeron en esta zona tienen que ver con los sucesivos recrecimientos en tamaño de la primitiva iglesia del Pilar y sus afecciones sobre el entorno. Así, y a principios del siglo XVI fue levantado un nuevo y más grande templo en estilo gótico-mudéjar, que es el aparece en la sensacional vista de Zaragoza realizada en 1563 por Anton van den Wyngaerde. Apenas cien años después de este dibujo, fue planeada una nueva ampliación del templo, pero esta vez de un tamaño que desbordaba los límites físicos donde se pretendía instalarlo: no sólo ya la antigua muralla de piedra, sino incluso la propia orilla de la ribera del río Ebro. Con toneladas y toneladas de materiales de relleno depositados junto a la ribera, finalmente se ganó el terreno suficiente para poder construir el nuevo templo proyectado, modificando con ello el cauce y hasta el curso del río, de forma que aún hoy en día es perceptible en este punto el trazado no natural del Ebro.

Tras este laborioso trabajo preliminar, a finales del siglo XVII comenzaron las obras del nuevo templo, prácticamente terminado en 1750, si bien con una sola torre, e inacabada. El entorno de la plaza del Pilar se había consolidado, mientras tanto, como una zona comercial con presencia de botigas o tiendas, el mercado de pescado de la ciudad, y varias posadas y mesones. Además, por su importancia y prestigio social, esta zona se había convertido en una de las más apetecibles para los altos estamentos sociales, con notable presencia de grandes casas de nobles e hidalgos, como la de Hugo de Urriés, la del marqués de Lierta, la de Gabriel Sánchez, la del marqués de Villaba, la de Esmir, y la de los marqueses de Villafranca, todas ellas derribadas luego. Finalmente, destacaba también la presencia del colegio agustino de San Nicolás Tolentino, después también derribado.

El trazado urbano de esta plaza se mantuvo prácticamente intacto durante el siglo XIX. Decimos prácticamente porque a mediados de siglo tuvo lugar la apertura de la calle de Alfonso I desde el Coso, por entre las casas de la antigua malla de calles y callejas, que fueron derribadas para dar paso a este nuevo y burgués vial, configurándose desde entonces como el principal acceso a la plaza. Mientras, la plaza de la Seo fue ensanchada derribando algunas antiguas manzanas de viviendas, configurando el espacio que ha llegado a nuestros días. A finales de ese siglo, ambas plazas fueron hermoseadas con jardines, árboles y quioscos, y en la plaza de la Seo se instaló la Fuente de la Samaritana. Ya en el siglo XX, el espacio resultante tras el derribo de la manzana de viejas viviendas entre la calle de los Agustinos y de la Regla, se convirtió en la nueva plaza de Huesca, junto a San Juan de los Panetes.
La transformación más radical de este espacio comenzó cuando el nuevo Ayuntamiento establecido tras el golpe de estado de 1936 aprobó iniciar las obras para unir las plazas de Huesca, del Pilar, y de la Seo en un solo y magno escenario que fue denominado plaza de las Catedrales. Para ello, se derribaron las manzanas de casas a ambos lados de la antigua plaza del Pilar, desapareciendo calles como la del Pilar y la de Latassa. Además, el derribo de las casas entre el Pilar y la Lonja configuró un espacio donde se proyectó construir el nuevo ayuntamiento. En todas estas casas derribadas vivía gente, que se vio obligada a coger sus bártulos y desplazarse a otras zonas de la ciudad.
Este macroproyecto mantenía además la proyectada prolongación del paseo de la Independencia por el Casco Viejo hasta la nueva plaza del Pilar, desembocando junto al nuevo edificio del Gobierno Civil, donde incluso se puso una placa indicativa como muestra de confianza en esta prolongación. En su extremo oeste se construyeron un edificio y la hospedería del Cabildo del Pilar, el Convento de las Hijas de la Caridad de Santa Ana y la Tienda Económica, y se proyectó el monumento A los héroes y mártires de Zaragoza. Caídos en la Cruzada de Liberación 1936-1939 como corolario visual al espacio de la nueva plaza concebido como escenario propicio para las demostraciones patrióticas y confesionales del nuevo régimen franquista. Tal vez por la presencia de la calle de Don Jaime I, cuyo tranviario tránsito dejaba cortada a la plaza de la Seo, ésta fue finalmente preservada con su aspecto de glorieta arbolada, aunque una posterior reforma, de la que hoy no hablaremos, tal vez en otra ocasión, la transformó completamente

 

Ir a descargar

 

Plaza del Pilar 1890

Plaza del Pilar 1890 – Imagen de la plaza del Pilar, con el templo del Pilar previo a la culminación del remate de la original torre de Santiago del Pilar, en 1892. Fuente visual: Revista Nuevo Mundo, octubre de 1897. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”) es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

Plaza del Pilar 1932

Plaza del Pilar 1932 – “Plaza del Pilar y vista parcial”, 1932. Imagen de la postal nº 7 de la 2ª serie de la colección “Rellev” dedicada a Zaragoza, puesta en marcha por J. Codina Torrás a principios de la década de los años 30 del pasado siglo. Ofrece dos interesantes partes: abajo, fragmento de la plaza del Pilar y de las construcciones que la separaban de la plaza de la Seo; arriba, panorama del casco urbano hacia el este, con la torre de la Magdalena en el centro. Fuente: Ajuntament de Girona, Servei de Gestió Documental, Arxius i Publicacions. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”) es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

Plaza del Pilar 1936

Plaza del Pilar c.1936 – Imagen capturada desde cierta altura, posiblemente desde el final de la antigua calle de la Regla, desaparecida en su mayor parte tras los derribos que abrieron la reciente plaza de Huesca (a la izquierda, fuera de plano). En primer plano, a la izquierda, balcón del gran edificio-manzana que acogiera a los originales “Grandes Almacenes del Pilar”, y que ahora era del doctor Alejandro Palomar de la Torre. Enfrente, el antiguo palacio de Aytona, convertido en Delegación de Hacienda, en una ajardinada replaceta que hacía las veces de terminal de autobuses. A la derecha, la antigua plaza del Pilar. Fuente visual: Estudio Coyne, AHPZ. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”), es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

 

Plaza del Pilar 1941

Plaza del Pilar ca. 1941 – Obras de remodelación de la plaza del Pilar. Al fondo, la Zuda y San Juan de los Panetes. Fuente: Agencia EFE. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”) es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

Plaza del Pilar 1950

Plaza del Pilar 1950 – La ejecución del proyecto de unión de las plazas del Pilar y de la Seo, del que tendría que resultar una “Avenida de Nª Sª del Pilar”, fue redactado por Regino Borobio en 1937 como espacio urbano “uno, grande, y libre”. “Uno”, porque planteaba reducir los espacios en torno a las plazas de Huesca, Pilar y Seo, a uno solo: la del Pilar. “Grande”, porque suponía crear un insólito espacio diáfano de 2,41 hectáreas en pleno cogollo urbano. “Libre”, porque liberaba a esta zona de la ciudad de la previa trama, sus antiguos edificios, y sus inquilinos pobladores. El nuevo trazado ordenaba espacios edificables y viarios, con rígidas normas constructivas y estéticas para nuevas edificaciones. Resultado: el más destacado exponente del urbanismo franquista de la ciudad. Hasta entonces, entre las plazas de Huesca y del Pilar existió un amable espacio de transición alrededor de una glorieta ajardinada con notables edificios, como el antiguo palacio de los marqueses de Aytona, el edificio que fuera casa y clínica del Doctor Palomar, y una manzana de edificios de vivienda entre las calles de la Muela, las Danzas, y Convertidos. Pero tenían los días contados: estaba previsto su piqueteo, realineamiento, y construcción de los nuevos “Juzgados y Magistratura de Trabajo de Zaragoza” (inaugurados en 1966). De resultas de esta intervención, desaparecieron también la plaza de Huesca, el callejón y la calle de la Muela, la calle de las Flores, la calle de las Danzas se redujo a la mitad, y Convertidos se convirtió en un extraño híbrido. Un pedazo de esta manzana de viviendas, sobre la que se levantarían los Juzgados, es el que aparece en la imagen, capturada cuando ya no estaba ni el antiguo Palacio de Aytona, ni la clínica del Doctor Palomar. En un radiante día de sol de invierno, una buena colección de vehículos a motor de la época vienen desde la plaza del Pilar (a la izquierda) y van hacia la calle de Convertidos. El edificio de la esquina, en sus bajos, albergó unas oficinas de “Automóviles Zaragoza”, y en los vecinos edificios había varias pequeñas botigas de barrio. Sic transit gloria mundi. Fuente: fotografía de Mariano Lacruz Berdejo, amablemente aportada por Mariano Lacruz Pérez (Archivo Familia Lacruz Pérez). Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”), es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

Plaza del Pilar 1954

Plaza del Pilar 1954 – Archivo Municipal. Gerardo Sancho Ramo. La tala de árboles indica que la antigua plaza del Pilar está de obras hacia la segunda fase de su gran reforma, previa al Congreso Mariano de ese año. En la imagen, vista en altura de la poda de árboles en el entorno de la “Puerta Baja” o principal del templo del Pilar. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”), es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

Plaza del Pilar 1990

Plaza del Pilar 1990 – Vista de la plaza del Pilar de Zaragoza al comienzo de sus obras de remodelación, en 1990. Al fondo, la plaza de La Seo. Fuente: Revista Nuestra Zaragoza, 1990. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”) es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.