Menu

Zaragoza te habla. El monumento a Pignatelli

8 junio, 2018 - Zaragoza te habla
Zaragoza te habla. El monumento a Pignatelli

El de Ramón Pignatelli es uno de los monumentos semovientes de la ciudad que, por diversas razones, han sido expulsados del exclusivo “centro” urbano a otras periféricas ubicaciones donde lucen menos, dirá alguien, o en las que acaso residan más plácidamente, según otras opiniones, la mía entre ellas.

Su historia arranca cuando tras la primera guerra carlista (una de las varias guerras civiles españolas del siglo XIX), el Canal Imperial convirtió el espacio extramuros comprendido entre la puerta y lasruinas de Santa Engracia y el río Huerva, en una zona ajardinada que conectaba con el paseo de la Ronda y el camino de Torrero, un espacio que fue denominado “Salón de la Glorieta”. El proyecto de levantar en el centro de este Salón un monumento en honor a los defensores de la ciudad en el asedio de 1808 y en la cincomarzada de 1838, quedó en eso, en proyecto. En 1851, el Ayuntamiento decidió levantar en el centro de esta moderna glorieta una estatua de Ramón Pignatelli que fue encargada al escultor Antonio Palao. El bulto redondo en bronce fue fundido en París, y la base y pedestal fueron tallados en piedra de la Puebla de Albortón, siendo inaugurado oficialmente el conjunto en junio de 1859. Desde ese momento, el Salón de la Glorieta se convirtió en la Glorieta de Pignatelli.

En 1868 el entorno de esta Glorieta fue el escenario donde se emplazó el recinto de la Exposición Aragonesa de ese año. Inmediatamente a su clausura, los edificios fueron derruidos y el suelo, de propiedad municipal, fue parcelado y vendido. Allí se levantaría a finales de siglo, entre otros, el edificio de la Capitanía General, y una selecta serie de viviendas unifamiliares en forma de hotelitos que configuró este recoleto espacio hasta que el desarrollismo de los años sesenta y setenta del pasado siglo XX acabó de forma infame con la mayor parte de ellos.

Mientras tanto, en el centro de la Glorieta seguía orondo e impasible don Ramón Pignatelli, en la que todavía era la más importante zona verde de la ciudad. Pero ya en 1901 el Ayuntamiento aprobó iniciar el desmonte del alto de Cuéllar para poder situar la estatua de Pignatelli en una ubicación aún por precisar. La expulsión de la Glorieta se debía a la ideológica decisión de sustituirla por un monumento en homenaje al medieval Justiciazgo, que sería inaugurado en octubre de 1904. Al mismo tiempo, la fuente de Neptuno o de la Princesa sita en la plaza de la Constitución, nunca bien considerada por la elite local, habría de ser sustituida por el Monumento a los Mártires de la Religión y de la Patria, y removida primero a la arboleda de Macanaz, y más tarde al parque de Primo de Rivera.

De esta forma, en octubre de 1904 fue reubicada la estatua de Pignatelli en el alto de Cuéllar que aunque formalmente pretendía ser parque, todavía en 1908 era calificado de “sequedal”, pues las obras de adecuación estaban muy ralentizadas por la competencia de las obras del nuevo parque de Buenavista, donde el Ayuntamiento había decidido ubicar la nueva gran zona verde de la ciudad. Aun estando mucho más cerca del centro urbano, en una zona de ensanche burgués en efervescencia constructiva y de contar con una concurrida línea de tranvías eléctricos, el parque de Pignatelli contaba con la estatua del prócer, y poco más. En 1932 el arquitecto municipal Miguel Ángel Navarro diseñó el trazado definitivo del parque, suprimiendo además la circulación rodada y tranviaria que se realizaba por su interior.

En octubre de 1947 se organizó un homenaje a Ramón Pignatelli que incluyó un descenso por el Canal Imperial de varias barcazas o pontones, en uno de los cuales se emplazó una curiosa reproducción de la estatua del parque. Posteriormente se realizaron diversas obras de embellecimiento del parque (años 1948, 1961, 1986). Con el natural crecimiento de los árboles que la rodean, la estatua de Pignatelli parece haber encontrado desde hace algunos años un espacio de intimidad y tranquilidad que, de haber perdurado en la plaza de Aragón, seguramente no hubiera tenido, sobre todo en los años en que el antiguo paseo de la Independencia fue convertido en una autopista para el tráfico rodado. El próximo año se cumplirá el aniversario 160 de la estatua de Pignatelli. Sirvan estas breves líneas como un adelantado y modesto homenaje.

 

Ir a descargar
 

 

 

Monumento a Pignatelli 1859 – Dibujo alusivo a la inauguración del monumento a Ramón Pignatelli en la actual plaza de Aragón de Zaragoza, en 1859. Al fondo a la derecha, la iglesia de Santa Engracia. Fuente: “El mundo pintoresco .Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”) es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

Monumento a Ramón de Pignatelli 1860 – Glorieta de Pignatelli, con el monumento a Ramón de Pignatelli, obra de Antonio José Palao, inaugurado el 24 de junio de 1859, en conmemoración del aniversario del Canal Imperial de Aragón. Al fondo, la torre de la iglesia de Santa Engracia. Fuente visual: Mariano Júdez y Ortiz. Álbum de Andrés Martín e Ipás. Colección Mariano Martín Casalderrey. Libro Primeros tiempos de la fotografía en Zaragoza. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”), es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

Monumento a Pignatelli 1933 – Monumento a Pignatelli en los “Jardines” del mismo nombre, entre la avenida de Wilson (a la izquierda), y la avenida del Siglo XX/paseo de Cuéllar (derecha). Fuente visual: Foto Conrado Barlés, donada por Daniel Barlés y digitalizada por José Luis Cintora para www.rafaelcastillejo.com. Proyecto GAZA (“Gran Archivo Zaragoza Antigua”) es un compendio de imágenes de la antigua Zaragoza (España), acompañadas de textos creados por José María Ballestín Miguel y la colaboración de Antonio Tausiet.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.