Menu

Nada más que música. Historia del Rock. The Beatles – II

23 marzo, 2018 - Música
Nada más que música. Historia del Rock. The Beatles – II

En la primavera de 1963 The Beatles eran sin lugar a duda el grupo más famoso de Inglaterra, con un sencillo en lo alto de las listas y un álbum que era el amo y señor de las emisoras radiofónicas. La bitelmanía había estallado. En esos días no era extraño encontrar a la puerta de los estudios a unas 100 adolescentes esperando ver, aunque fuera de lejos, a alguno de sus ídolos. Con este caldo de cultivo, se grabó… “She Loves You”

 

Ir a descargar

 

      

Desde el momento en que en los estudios se escucharon los primeros compases de “She Loves You”, se supo que aquella canción era un número uno. Y así fue, de nuevo en la cresta de la ola.
Durante este año 1963 los Beatles se dedicaron de lleno a las giras a lo largo y ancho de Gran Bretaña, pero aún encontraron tiempo para grabar su segundo LP: “With The Beatles”. Pensando en el público norteamericano, este nuevo trabajo, grabado en los estudios de Abbey Road bajo la inteligente batuta del productor George Martin, repetía la fórmula de combinar éxitos del más reciente cancionero estadounidense con creaciones propias. En este disco podemos oír una excelente versión de Roll over Beethoven de Chuck Berry a cargo de George Harrison, o la bonita balada “Till There was youw”, una vieja canción compuesta por Meredith Willson para su musical de 1957 The Music Man. De su propia cosecha, cabe destacar All my loving,o la primera partitura aportada por George Harrison, Don’t Bother me.

El día 9 de febrero de 1964, The Beatles aparecieron en el programa de televisión Ed Sullivan Show y fueron seguidos por 73 millones de espectadores, un record de audiencia nacional.
I want to hold your hand acababa de alcanzar el número uno en las listas norteamericanas y la histeria que ya se vivía con ellos en el Reino Unido cruzó el Atlántico.
Este fue el pistoletazo de salida para lo que luego se conoció como Invasión Británica, porque abrió las puertas a la llegada de irreverentes grupos como The Rolling Stones, The Who, The Animals o The Dave Clark Five.

Poco después, y engullidos hasta el cuello por la vorágine promocional, se metieron en su primer proyecto cinematográfico, que a la postre alumbraría su tercer álbum:
“A hard day’s night”

      

Dice Bob Stanley en su libro “La historia del pop moderno” que si tuviéramos que explicar el impacto de los Beatles a un lego en la materia convendría darle a escuchar la banda sonora de “¡Que noche la de aquel día!”. Las canciones del LP, concebidas en una habitación de hotel durante las dos semanas que les quedaron libres entre la demolición del sistema de clases británico y la conquista de Estados Unidos, eran todo mordiente y velocidad, complicidad, amor y encanto a raudales. Fue el primer trabajo en el que todas las canciones eran propias y fue también número uno durante veintiuna semanas de las treinta y ocho que estuvo en las listas.
Y, además, película. El LP fue la banda sonora de la película del mismo título, dirigida por Richard Lester. Se trata de un falso documental que describe una par de días en la vida del grupo.

Es muy llamativo el acorde inicial, ligeramente disonante. Lennon y Harrison tocan en distintas posiciones un acorde de sol con la cuarta suspendida y McCartney toca un re en el bajo. Bueno, esto es un poco técnico y un bastante petulante por mi parte pero nos da una idea de la evolución creativa y técnica del grupo. El hecho es que de no saber afinar la guitarra pasaron en nada a este despliegue de talento.
A pesar de que hay numerosas referencias sobre la torpeza de George Harrison para sacar adelante algunos de los solos de este disco y de otros, lo cierto es que la aportación que a este trabajo hizo con su guitarra de doce cuerdas fue determinante en el resultado final.

A hard day’s Night fue el tercer álbum de estudio de la banda y se publicó 10 de julio de 1964.
And i love her es otro título del disco.

   The Beatles-A hard day's night   

Y creíais que ya estaba todo? Pues no amiguitos, los Beatles aún sacaron al mercado un disco más.
“El éxito es maravilloso, pero muy cansado”, decía George Martin, el productor de los Beatles, describiendo la espiral en la que había caído la banda en este año 1964.
Este segundo disco del año, “Beatles for sale”, es un disco apresurado en el que se incluyen ocho canciones originales y seis versiones de clásicos del rock de las que solían interpretar en directo en los tugurios de Hamburgo y Liverpool.
La mejor canción, a mi entender, de este álbum es Eight days a week

    

 

Como siempre, queremos ver que estaba pasando en España en esta época. Habíamos dejado en plena ebullición a los Festivales de Música Moderna del Price de vida efímera. Pero estaba punto de estallar lo imparable: ¡¡¡La música ye-ye!!!

   

Pues si señoras y señores, son los Brincos, en una de sus primeras grabaciones, cantando en inglés, Dance the pulga o Baila la puga, como queráis.
Con el espíritu de The Beatles rondando por el local de ensayo, Fernando Arbex, Junior, Juan Pardo y Manolo Gonzalez completaron el conjunto. Por cierto, que así se llamaban entones a los grupos: conjuntos.
Su lanzamiento fue espectacular: aparecen los cuatro primeros discos de los Brincos de forma simultánea: Dos singles con dos canciones cada uno, un EP con cuatro y un álbum con doce. En este último podemos encontrar su famosísimo “Flamenco”.

Si esto estaba pasando en Madrid, Barcelona no se quedaba atrás. Grupos como Los Sirex o los Mustang ya estaban ocupando posiciones.
Y como no, el interesantísimo movimiento de la Nova Canco Catalana con nombres como Raimon, Pi de la Serra o Guillermina Mota.
Pero esto será motivo de un nuevo programa porque, por hoy, no tenemos tiempo para más.

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *