Menu

Zaragoza te habla. El Jardín de la perfumista

28 abril, 2017 - Zaragoza te habla
Zaragoza te habla. El Jardín de la perfumista

La Guía de Zaragoza, “o breve noticia de las antigüedades, establecimientos públicos, oficinas y edificios que contiene”, hacía referencia en el año 1860 a cuatro espacios de la ciudad que merecían ser catalogados como “jardines”. El primero era, por derecho propio, el Jardín Botánico, en su ilustrada ubicación junto a la Huerta de Santa Catalina y la calle de San Miguel. El segundo, los enormes jardines, o casa de campo, de don Juan Bruil, entre la calle del Asalto, y el río Huerva. El tercero, el denominado Jardín de Torrero, junto al puerto y playa de Miraflores y las instalaciones del Canal Imperial, cuando aún incluían la iglesia de San Fernando. Y el cuarto “Jardín” era el de la torre de Juan Bernardín, que destacaba por varias razones, entre ellas su atractiva y sugerente denominación: “Jardín de la Perfumista”.

Este Jardín estaba ubicado en la parte alta del camino que desde San José conducía a Torrero, junto al cauce al aire de la acequia del Ontanar, todavía caudalosa después de alimentar a dos cercanas fábricas de harina establecidas junto a la Balseta. La entrada principal del Jardín, que abría una verja de ingreso, daba acceso a un camino flanqueado por una alameda que conducía a la “torre” o finca de recreo de Juan Bernardín, y a un espacio ordenado en varias calles de árboles y setos, simétrica y perfectamente cortados, así como de una interesante variedad de plantas y flores. Había también un pequeño bosquecillo, en el que podía estarse a todas horas, y que en el duro verano zaragozano ofrecía un inestimable abrigo a los rayos del sol, y una saludable fresquera.

Por todo ello, este peculiar jardín o torre, según la Guía de Zaragoza de 1860 era “uno de los puntos más amenos y más pintorescamente bellos de los alrededores de la ciudad”, y su fama estaba muy extendida, pues era objeto de la curiosidad y de la atención tanto de los naturales, como de los visitantes, y era por ello uno de los destinos más buscados por los forasteros cuando llegaban a la Zaragoza de esa época.

Nada de este jardín ha perdurado, o ha llegado a nuestros días, salvo el recuerdo y memoria de que una vez existió, que no fue un sueño. Ya hace tiempo que sobre el solar de este desaparecido Jardín de la Perfumista se edificó un salesiano colegio, que perdura.

Plano de Zaragoza 1860

Plano de Zaragoza 1860 – Croquis de Zaragoza. “Carlos Vila dibujó”. “J. González grabó”. “Lit. económica de A. Molina”, 1860. Fuente: Apertura de la calle Alfonso I. Ayuntamiento de Zaragoza, 1987. – GAZA

 

Zaragoza. Proyecto nuevo parque 1880

Proyecto nuevo parque 1880 – Primera idea de un parque de Zaragoza, Félix Navarro, 15 de diciembre de 1880. Proyecto de parque nuevo en Zaragoza, en la zona de la Huerta de Santa Engracia. Incluye una nueva canalización para el río Huerva. Fuente: AMZ. – GAZA

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *